wingka

Wingka Boards inicia talleres de fabricación de tablas de surf para jóvenes de la Ciudad del Niño

El emprendimiento beneficiario del fondo Corfo “Subsidio Semilla de Asignación Flexible para el Apoyo de Emprendimientos de Innovación Social de la Región del Biobío” y administrado por Fundación TPH Concepción, puso en marcha las actividades enmarcadas en un ambicioso plan de trabajo.

En dependencias de la Fundación Ciudad del Niño en la comuna de Hualpén, los impulsores de la iniciativa, Álvaro Viveros y Joaquín Fuentes, presentaron al Director del recinto, Víctor Bernales, el innovador taller que busca que jóvenes en riesgo social aprendan a fabricar tablas de surf a partir del uso de materiales como madera, fibra de vidrio y resina, para su posterior comercialización.

“Con este taller, que implica trabajo formal, queremos apuntar a la autonomía y la vía independiente de nuestros niños y adolescentes. Esto tiene el trasfondo de favorecer socialmente a la calidad de vida futura del adolescente y al desarrollo de valores como compromiso y responsabilidad”, argumentó Víctor Bernales, agregando que los jóvenes que participarán en los talleres recibirán una gratificación económica mensual (financiada por Wingka Boards a través del fondo Corfo), la que será depositada en libretas de ahorro para la vivienda, pensando en el futuro de ellos.

De igual forma, durante la presentación del proyecto se hizo un recorrido por el taller de trabajo, instancia donde el grupo inicial de siete jóvenes de edades comprendidas entre 15 y 18 años, tuvo su primer acercamiento con las herramientas, materiales y los 5 prototipos de tablas ya producidas por la pareja de emprendedores. El primer paso, será la capacitación en el oficio del trabajo de la madera.

“Trabajar en Ciudad del Niño tiene gran valor para nosotros. Es gratificante poder aportar al desarrollo de estos chicos, que han sido víctimas de experiencias desfavorables en algunos pasajes de sus vidas”, detalló Joaquín Fuentes, apuntando al factor social que sustenta la iniciativa.

Respecto a la dinámica de los talleres, éstos se realizarán de manera semanal y se conformarán tres grupos de trabajo que tendrán el desafío de fabricar una tabla de surf de alto estándar de calidad por mes. La meta del equipo emprendedor es poder estar comercializándolas y generando ganancias antes de fin de año.

“La duración del taller, en principio es de un año, pero dependiendo de cómo evolucione y veamos el compromiso de los jóvenes, podríamos extenderlo a más interesados. La idea es que los muchachos puedan desarrollar un trabajo que implica mucha paciencia, para de ese modo, experimentar la satisfacción del trabajo terminado y de calidad”, complementó por su parte Álvaro Viveros.

 

Wingka Boards

Impulsados por su amor por el deporte acuático, Álvaro Viveros y su socio Joaquín Fuentes están dando marcha a este emprendimiento que propone la producción e introducción al mercado nacional e internacional, de tablas de surf con interior de madera, utilizando para ello materia prima local y reactivando así el rubro de la carpintería.

El aspecto social que busca abordar Wingka Boards, es formar alianzas con instituciones que trabajan con personas en riesgo y/o vulnerabilidad social, con el fin de incorporarlas al mundo laboral a partir de un proceso de capacitación en el oficio del trabajo de la madera y, de esa forma, contribuir al mejoramiento de su calidad de vida.

De igual forma, otro de los aportes del proyecto apunta directamente a la preservación del medioambiente, puesto que se propone formalmente la opción de utilizar, en vez de espuma de poliuretano o plumavit, la madera, lo cual reduce en el orden del 60% las emisiones de CO2 durante los procesos de manufactura de las tablas.