Entradas

Expertos del surf prueban y validan tablas de madera producidas por Wingka Boards

En playa La Rinconada de Taucú, escenario ideal para la práctica del surf en la Región del Biobío y, luego de casi un año de arduo trabajo apoyado por Corfo y Fundación TPH, Wingka Boards tuvo la validación técnica de sus tablas de madera fabricadas en los talleres de carpintería con apoyo de jóvenes de la Ciudad del Niño Ricardo Espinosa de Hualpén, quienes a través de didácticas sesiones han aprendido el oficio de carpintería.

A 128 kilómetros al norte de Concepción, cerca de la localidad de Cobquecura, este balneario ofrece a los surfistas olas de gran nivel para la práctica de este deporte, motivo por el cual los emprendedores líderes del proyecto de innovación social, Álvaro Viveros y Joaquín Fuentes, se trasladaron junto a cuatro expertos en la materia para probar y evaluar las tablas.

John Suazo, con más de 20 años de trayectoria, seleccionado nacional y medallista en diversas competencias, fue uno de los acuciosos jueces que destacó la iniciativa de los emprendedores y por sobre todo el valor social dado por la inclusión de jóvenes en situación de vulnerabilidad. En cuanto a lo técnico, Suazo fue más crítico y detectó algunas falencias “absolutamente mejorables”.

DSC_6398

“Probé cuatro tablas de distintas dimensiones. La verdad es que son muy distintas en su forma en relación a una convencional. Hay detalles que mejorar, por ejemplo aligerar el peso y otros componentes como los rieles y conques. Para una persona que está recién empezando en el surf, son tablas de un dominio complejo”, manifestó el oriundo de Coronel agregando que “para lograr la perfección hay que fabricar unas mil tablas, pero este es el inicio de un proyecto que es atractivo para quienes practicamos el deporte”, agregó.

Por su parte, Matías Concha lleva 17 años practicando surf y en esta oportunidad luego de subirse a tres tablas, quedó gratamente sorprendido con el desempeño de ellas, sin embargo, igualmente observó algunos aspectos a mejorar como el peso o la falta de un “cóncavo en la parte inferior de las tablas para darle mayor velocidad y la corrección de algunas líneas”.

También, Concha valoró el profesionalismo de los emprendedores y el acabado trabajo de investigación previo a la fabricación de sus productos. “Se sustentan en expertos para definir características como resistencia y comportamiento de ciertos materiales utilizados y eso es muy bueno”.

 

EMPRENDEDORES SATISFECHOS

Álvaro y Joaquín no pueden estar más conformes con esta jornada de validación técnica. Los aciertos destacados los enorgullecen y las críticas las recogen con humildad y agradecimiento, porque tienen certeza que el juicio y valoración de los expertos sólo podrá llevarlos al mejoramiento de sus tablas, que por lo demás tienen el sello distintivo de la personalización, pues, al ser de producción artesanal, ninguna es idéntica a la otra.

“Estábamos ansiosos con el resultado de esta validación, pero llegado el momento ha salido todo mejor de lo presupuestado. Valoramos el aporte, colaboración y disposición de este grupo de especialistas que vino a apoyarnos”, manifestó Joaquín Fuentes.

“Trajimos tres tipos de tablas: cortas, medianas y largas. Cada una con su particularidad y su porqué de acuerdo al estilo de surf que andamos buscando. La apreciación generalizada es que todas proporcionan una sensación completamente diferente a una tabla tradicional y eso demanda modificar el estilo de surf”, apunta Álvaro Viveros. “De todas las tablas hemos tenido distintas opiniones y resultados y, eso nos permite conocer con mayor certeza cuál es su desempeño en el agua”, agregó.

DSC_6613

Respecto a las oportunidades de mejora, Viveros sentencia que “debemos trabajar en el peso de las tablas porque dificulta los movimientos y maniobrabilidad en el agua. Otras mejoras sutiles a trabajar son la concavidad de éstas, los bordes, y posición de las quillas, pero en general, la crítica es positiva en cuanto a la simetría de éstas, hay coherencia entre la punta y la cola y eso nos deja muy conformes”.

Sin duda esta validación técnica deja a Wingka Boards con aciertos y desafíos por delante en pos del perfeccionamiento de sus productos. Álvaro y Joaquín seguirán trabajando en la producción de tablas que cumplan con los estándares de calidad y con los requerimientos de sus futuros clientes, que esperan, lleguen con la temporada estival.

Cabe mencionar que esta iniciativa de innovación social fue ganadora del fondo Corfo “Subsidio Semilla de Asignación Flexible para el Apoyo de Emprendimientos de Innovación Social de la Región del Biobío 2016 (SSAF-S)” que está administrando Fundación Trabajo para un Hermano Concepción durante 2017.

DSC_6612

Wingka Boards en matinal “Nuestra Casa” de Canal 9 BíoBío TV

Hace algunas semanas, el emprendimiento liderado por Álvaro Viveros y Joaquín Fuentes dio inicio a los talleres de carpintería dirigido a jóvenes de la Fundación Ciudad del Niño de Hualpén y, dado el favorable impacto social de la iniciativa, ya están siendo reconocidos por los medios de comunicación.

Amantes del surf, amigos y desde hace algún tiempo socios, éstos jóvenes emprendedores de innovación social ya están viendo los primeros frutos de un proyecto ambicioso y poco visto en nuestro país: la fabricación de tablas de surf de madera, con el valor social que están siendo producidas con el trabajo, compromiso, esmero y esfuerzo de un grupo de siete jóvenes beneficiarios de la Ciudad del Niño, emplazada en la comuna de Hualpén.

Acreedor del Fondo Corfo “Subsidio Semilla de Asignación Flexible para el Apoyo de Emprendimientos de Innovación Social de la Región del Biobío” y administrado por Fundación TPH Concepción en su versión 2016, Wingka Boards ya está generando eco en la zona y siendo considerado en las pautas periodísticas, como en el caso de Canal 9 BíoBío Televisión y su matinal Nuestra Casa, que el pasado lunes 16 de mayo visitó las instalaciones para conocer in situ el trabajo en el taller. Te invitamos a revisar el registro…

Wingka Boards inicia talleres de fabricación de tablas de surf para jóvenes de la Ciudad del Niño

El emprendimiento beneficiario del fondo Corfo “Subsidio Semilla de Asignación Flexible para el Apoyo de Emprendimientos de Innovación Social de la Región del Biobío” y administrado por Fundación TPH Concepción, puso en marcha las actividades enmarcadas en un ambicioso plan de trabajo.

En dependencias de la Fundación Ciudad del Niño en la comuna de Hualpén, los impulsores de la iniciativa, Álvaro Viveros y Joaquín Fuentes, presentaron al Director del recinto, Víctor Bernales, el innovador taller que busca que jóvenes en riesgo social aprendan a fabricar tablas de surf a partir del uso de materiales como madera, fibra de vidrio y resina, para su posterior comercialización.

“Con este taller, que implica trabajo formal, queremos apuntar a la autonomía y la vía independiente de nuestros niños y adolescentes. Esto tiene el trasfondo de favorecer socialmente a la calidad de vida futura del adolescente y al desarrollo de valores como compromiso y responsabilidad”, argumentó Víctor Bernales, agregando que los jóvenes que participarán en los talleres recibirán una gratificación económica mensual (financiada por Wingka Boards a través del fondo Corfo), la que será depositada en libretas de ahorro para la vivienda, pensando en el futuro de ellos.

De igual forma, durante la presentación del proyecto se hizo un recorrido por el taller de trabajo, instancia donde el grupo inicial de siete jóvenes de edades comprendidas entre 15 y 18 años, tuvo su primer acercamiento con las herramientas, materiales y los 5 prototipos de tablas ya producidas por la pareja de emprendedores. El primer paso, será la capacitación en el oficio del trabajo de la madera.

“Trabajar en Ciudad del Niño tiene gran valor para nosotros. Es gratificante poder aportar al desarrollo de estos chicos, que han sido víctimas de experiencias desfavorables en algunos pasajes de sus vidas”, detalló Joaquín Fuentes, apuntando al factor social que sustenta la iniciativa.

Respecto a la dinámica de los talleres, éstos se realizarán de manera semanal y se conformarán tres grupos de trabajo que tendrán el desafío de fabricar una tabla de surf de alto estándar de calidad por mes. La meta del equipo emprendedor es poder estar comercializándolas y generando ganancias antes de fin de año.

“La duración del taller, en principio es de un año, pero dependiendo de cómo evolucione y veamos el compromiso de los jóvenes, podríamos extenderlo a más interesados. La idea es que los muchachos puedan desarrollar un trabajo que implica mucha paciencia, para de ese modo, experimentar la satisfacción del trabajo terminado y de calidad”, complementó por su parte Álvaro Viveros.

 

Wingka Boards

Impulsados por su amor por el deporte acuático, Álvaro Viveros y su socio Joaquín Fuentes están dando marcha a este emprendimiento que propone la producción e introducción al mercado nacional e internacional, de tablas de surf con interior de madera, utilizando para ello materia prima local y reactivando así el rubro de la carpintería.

El aspecto social que busca abordar Wingka Boards, es formar alianzas con instituciones que trabajan con personas en riesgo y/o vulnerabilidad social, con el fin de incorporarlas al mundo laboral a partir de un proceso de capacitación en el oficio del trabajo de la madera y, de esa forma, contribuir al mejoramiento de su calidad de vida.

De igual forma, otro de los aportes del proyecto apunta directamente a la preservación del medioambiente, puesto que se propone formalmente la opción de utilizar, en vez de espuma de poliuretano o plumavit, la madera, lo cual reduce en el orden del 60% las emisiones de CO2 durante los procesos de manufactura de las tablas.