Wingka Boards en matinal «Nuestra Casa» de Canal 9 BíoBío TV

Hace algunas semanas, el emprendimiento liderado por Álvaro Viveros y Joaquín Fuentes dio inicio a los talleres de carpintería dirigido a jóvenes de la Fundación Ciudad del Niño de Hualpén y, dado el favorable impacto social de la iniciativa, ya están siendo reconocidos por los medios de comunicación.

Amantes del surf, amigos y desde hace algún tiempo socios, éstos jóvenes emprendedores de innovación social ya están viendo los primeros frutos de un proyecto ambicioso y poco visto en nuestro país: la fabricación de tablas de surf de madera, con el valor social que están siendo producidas con el trabajo, compromiso, esmero y esfuerzo de un grupo de siete jóvenes beneficiarios de la Ciudad del Niño, emplazada en la comuna de Hualpén.

Acreedor del Fondo Corfo “Subsidio Semilla de Asignación Flexible para el Apoyo de Emprendimientos de Innovación Social de la Región del Biobío” y administrado por Fundación TPH Concepción en su versión 2016, Wingka Boards ya está generando eco en la zona y siendo considerado en las pautas periodísticas, como en el caso de Canal 9 BíoBío Televisión y su matinal Nuestra Casa, que el pasado lunes 16 de mayo visitó las instalaciones para conocer in situ el trabajo en el taller. Te invitamos a revisar el registro…

https://www.youtube.com/watch?v=W6zz0-LKvWo&feature=youtu.be

Wingka Boards inicia talleres de fabricación de tablas de surf para jóvenes de la Ciudad del Niño

El emprendimiento beneficiario del fondo Corfo “Subsidio Semilla de Asignación Flexible para el Apoyo de Emprendimientos de Innovación Social de la Región del Biobío” y administrado por Fundación TPH Concepción, puso en marcha las actividades enmarcadas en un ambicioso plan de trabajo.

En dependencias de la Fundación Ciudad del Niño en la comuna de Hualpén, los impulsores de la iniciativa, Álvaro Viveros y Joaquín Fuentes, presentaron al Director del recinto, Víctor Bernales, el innovador taller que busca que jóvenes en riesgo social aprendan a fabricar tablas de surf a partir del uso de materiales como madera, fibra de vidrio y resina, para su posterior comercialización.

“Con este taller, que implica trabajo formal, queremos apuntar a la autonomía y la vía independiente de nuestros niños y adolescentes. Esto tiene el trasfondo de favorecer socialmente a la calidad de vida futura del adolescente y al desarrollo de valores como compromiso y responsabilidad”, argumentó Víctor Bernales, agregando que los jóvenes que participarán en los talleres recibirán una gratificación económica mensual (financiada por Wingka Boards a través del fondo Corfo), la que será depositada en libretas de ahorro para la vivienda, pensando en el futuro de ellos.

De igual forma, durante la presentación del proyecto se hizo un recorrido por el taller de trabajo, instancia donde el grupo inicial de siete jóvenes de edades comprendidas entre 15 y 18 años, tuvo su primer acercamiento con las herramientas, materiales y los 5 prototipos de tablas ya producidas por la pareja de emprendedores. El primer paso, será la capacitación en el oficio del trabajo de la madera.

“Trabajar en Ciudad del Niño tiene gran valor para nosotros. Es gratificante poder aportar al desarrollo de estos chicos, que han sido víctimas de experiencias desfavorables en algunos pasajes de sus vidas”, detalló Joaquín Fuentes, apuntando al factor social que sustenta la iniciativa.

Respecto a la dinámica de los talleres, éstos se realizarán de manera semanal y se conformarán tres grupos de trabajo que tendrán el desafío de fabricar una tabla de surf de alto estándar de calidad por mes. La meta del equipo emprendedor es poder estar comercializándolas y generando ganancias antes de fin de año.

“La duración del taller, en principio es de un año, pero dependiendo de cómo evolucione y veamos el compromiso de los jóvenes, podríamos extenderlo a más interesados. La idea es que los muchachos puedan desarrollar un trabajo que implica mucha paciencia, para de ese modo, experimentar la satisfacción del trabajo terminado y de calidad”, complementó por su parte Álvaro Viveros.

Wingka Boards

Impulsados por su amor por el deporte acuático, Álvaro Viveros y su socio Joaquín Fuentes están dando marcha a este emprendimiento que propone la producción e introducción al mercado nacional e internacional, de tablas de surf con interior de madera, utilizando para ello materia prima local y reactivando así el rubro de la carpintería.

El aspecto social que busca abordar Wingka Boards, es formar alianzas con instituciones que trabajan con personas en riesgo y/o vulnerabilidad social, con el fin de incorporarlas al mundo laboral a partir de un proceso de capacitación en el oficio del trabajo de la madera y, de esa forma, contribuir al mejoramiento de su calidad de vida.

De igual forma, otro de los aportes del proyecto apunta directamente a la preservación del medioambiente, puesto que se propone formalmente la opción de utilizar, en vez de espuma de poliuretano o plumavit, la madera, lo cual reduce en el orden del 60% las emisiones de CO2 durante los procesos de manufactura de las tablas.

Emprendedores de Innovación Social de Cabrero dan el vamos a su quesería inclusiva

Ante la presencia de autoridades, vecinos del sector, trabajadores y miembros del equipo de Fundación Trabajo Para un Hermano Concepción, se dio inicio al proyecto inclusivo de Aprisco Crisyud, emprendimiento beneficiario del subsidio Corfo “Semilla de Asignación Flexible Para Emprendimientos de Innovación Social (SSAF-Social)”.

En el sector rural Pillancó de la comuna de Cabrero, lugar donde se desarrolla la iniciativa, el pasado viernes se llevó a cabo el lanzamiento de la línea de quesos de cabra Gourmet elaborados por “manos especiales”, principalmente, de personas en situación de discapacidad y/o en riesgo social.

En esta etapa inicial del proyecto liderado por el matrimonio conformado por Daniel Donders y Judith Rovedas, se presentó  a sus primeros dos trabajadores y vecinos del sector: Freddy Osses y Marcia González. “Al cabo de unos meses, para diciembre de este año, esperamos ya contar con cuatro o seis nuevos empleados en situación de discapacidad o en riesgo social, que produzcan en el orden de los 300 kilos de queso mensuales”, manifestó Donders al inicio de la jornada.

“En agosto de 2016 tuvimos la posibilidad de postular al Fondo Corfo administrado por Fundación Trabajo Para un Hermano Concepción. Ellos nos han entregado todo el respaldo técnico y humano necesario para llevar a cabo este proyecto. Esto nos llena de orgullo, porque fuimos elegidos entre más de 500 postulantes”, agregó el emprendedor de innovación social.

De igual forma, la ceremonia contó con la presencia de vecinos del sector, representantes de la Municipalidad de Cabrero, integrantes del equipo de Fundación TPH y autoridades regionales como Juan Quilodrán, Seremi de Desarrollo Social y, Sandra Narváez, Directora del Servicio Nacional de la Discapacidad.

En la ocasión, el titular de la cartera de Desarrollo Social felicitó a los gestores del proyecto por su convicción de contribuir al progreso y mejoramiento de la calidad de vida en su sector, destacando que “ustedes encarnan lo que nos ha pedido la Presidenta Bachelet, que es devolver la dignidad a las personas. Experiencias como estas a nosotros nos levantan el ánimo”.

Por su parte, la Directora Regional de Senadis detalló que “me enorgullece representar un servicio que se preocupa de personas que son discriminadas, aisladas, a las que no se les da espacio. Esas mismas personas por las que ustedes se están preocupando. El desarrollo económico no solo es rentabilidad, es como hacemos mejores personas y mejor convivencia”.

“Es lindo saber que se den estas iniciativas de inclusión social, que combinan lo productivo con el desarrollo social de los habitantes del sector Pillancó. Esperamos que esta noble iniciativa genere un alto impacto en nuestra comuna”, reconoció al cierre de la actividad, Joel Lara, Jefe de Dideco del municipio cabrerino.

Aprisco Crisyud es un centro de recría y producción lechera, quesos y subproductos caprinos, desarrollado por el matrimonio chileno-venezolano de Daniel Donders y Judith Rovedas, quienes en 2010 adquirieron sus primeras cabras para dedicarse a la ordeña y venta de leche principalmente a otros productores de quesos, sin embargo, con el paso del tiempo decidieron producir y comercializar los suyos, los que de ahora en adelante tendrán el ingrediente adicional de ser elaborados por “manos especiales” de la comuna de Cabrero.