Relatos de la semana: Boknicia Espinoza | Participante curso “Asistente de Cuidados a Personas en Situación de Dependencia”

A sus 48 años decidió comenzar a velar por su bienestar y desarrollo personal. Con una hija casada, otra profesional titulada de Fonoaudiología y el “concho” a punto de culminar su carrera de Ingeniería Eléctrica, Boknicia Espinoza reconoce que ya es momento de dedicarse tiempo a ella.

El curso “Asistente de Cuidados a Personas en Situación de Dependencia” le vino como anillo al dedo y, cómo no, si es la oportunidad para su desarrollo personal en un oficio que despierta toda su vocación de servicio por las personas que necesitan atención y cuidados especiales.

“Mi esencia y mi vocación me llevaron a realizar este curso. Yo he dado toda la vida lo mejor que he podido para mi familia, pero ahora quiero hacerlo también por otras personas que lo necesitan”, manifiesta Boknicia con entusiasmo, sin desconocer además que la futura inserción laboral se traducirá en un ingreso económico útil para aportar a su esposo en el mantenimiento de su hogar ubicado en Concepción.

No es un misterio, debido a este curso ella ha debido modificar algunos aspectos de su rutina, pero eso no representa un problema. “Estaba enfocada en mi familia, en mis hijos y sus estudios, en mis padres. Sí, he debido modificar algunas cosas, pero este es mi tiempo. La familia creció, cada uno encontró su rumbo y por eso ahora me estoy dando el espacio para mí”.

Respecto al curso, no puede estar más dichosa de momento: “La capacitación ha sido intensa, los facilitadores hacen un gran esfuerzo para enseñarnos y todo sacrificio vale la pena. Yo estoy interesada, estoy aprendiendo, todo me llama la atención, todo me gusta, estoy fascinada… estoy bien”, adjetiva con semblante entusiasta.

El optimismo, solidaridad y vocación de servicio que irradia, reconoce que los trae incorporado desde la cuna, motivo por el cual asegura que está eligiendo el oficio correcto. “Hay muchas personas que necesitan de los cuidados de alguien y, el curso me está entregando las herramientas para estar más preparada, consciente y más conectada con la situación de estas personas”.

Finalmente, sus anhelos permiten a Boknicia vislumbrar de manera clara su futuro, señalando que “veo caras felices de personas a las que podré simplificarles un poco la vida con mi ayuda y mis cuidados y, en lo financiero, veo aportando en mi casa y ayudando a mi hijo menor en el término de su carrera”.

Cabe mencionar que esta iniciativa es financiada por el “Programa Servicios Sociales Subsecretaría del Trabajo – Ministerio de Desarrollo Social, Red Local y Cuidados 2017, Gobierno de Chile”.