Municipalidad de Tomé y TPH cierran de manera exitosa el Fondeproc 2017

Nueve años suma la alianza entre la Municipalidad de Tomé y nuestra Fundación, en el desarrollo de un trabajo mancomunado que vaya en directo beneficio del fomento del emprendimiento económico local.

El Fondo de Desarrollo Productivo Comunal (Fondeproc) tiene por objetivo responder a las necesidades de emprendedoras y emprendedores que no pueden acceder a instrumentos de fomento productivo tradicionales, a través de la canalización de recursos financieros y talleres para el apoyo de sus iniciativas -con o sin formalización-.

Tras varios meses de trabajo, el pasado viernes culminó la iniciativa con una ceremonia en la que las y los emprendedores de la comuna fueron reconocidos por su esmero y por sobre todo, por dar importantes pasos hacia la consolidación de sus actividades comerciales.

La ceremonia de entrega de diplomas de Fondeproc 2017, organizada por la Municipalidad de Tomé junto a Fundación Trabajo para un Hermano, contó con la presencia de Marissa Macchiavello Goldberg, alcaldesa subrogante; Erna Ugarte, Directora Ejecutiva de TPH; Natalia Vásquez, coordinadora de TPH; además de Julieta Carrasco, Juan Carlos Rodríguez y Heydi Cartes, profesionales del Departamento de Fomento Productivo de la Municipalidad.

Por supuesto, los beneficiarios/as de este fondo fueron los/as protagonistas de esta jornada, entre ellas, Maria Jacky Carvajal, emprendedora del rubro gastronómico que de manera informal se inició hace tres años en el área de la elaboración de masas y dulces, quien declara que la falta de maquinaria especializada ralentizó mucho su actividad, por lo que su producción no era masiva y no podía tomar todos los pedidos que tenía. Gracias a la adjudicación de este fondo, pudo adquirir una amasadora industrial y su negocio –y su vida- mejoraron de manera significativa.

“Gracias al Fondeproc mi empresa ha crecido, me formalicé y saqué mi resolución sanitaria. Por ejemplo, para septiembre pasado estuve 3 días amasando y haciendo empanadas, pero ahora, gracias a la máquina que compré con el Fondeproc, por ejemplo, preparé todas las masas para un cóctel en apenas una hora”, manifestó feliz la emprendedora.

“Antes tenía que rechazar algunos pedidos porque me pedían factura, ahora puse un letrero en mi casa y puedo recibir nuevos clientes”, agregó María Carvajal a propósito de la asesoría obtenida que le permitió formalizar su negocio, que además cuenta con resolución sanitaria para funcionar.

Cabe destacar que programas como Fondeproc, en el que nuestra Fundación actúa como organismo administrador y asesor, responden a nuestra misión institucional, específicamente en cuanto aportar al desarrollo económico local.