Fundación TPH facilitó taller de convivencia escolar en la Escuela Guarilihue Alto

 

Fortalecer la convivencia escolar y mejorar la comunicación entre los docentes y asistentes de la educación, fue el objetivo que cumplió Fundación Trabajo para un Hermano en la Escuela Guarilihue Alto de Coelemu, la semana pasada, en el contexto de aportar al mejoramiento de la educación.

Y es que nuestra institución sin fines de lucro está capacitada para realizar este tipo de talleres, en el marco de la reciente incorporación al Registro Público de Entidades Pedagógicas y Técnicas (ATE), que el Ministerio de Educación le otorgó para el apoyo externo contextualizado, específico y transitorio en el mejoramiento continuo de los aprendizajes de carácter sustentable, que deben aportar en la elaboración e implementación del Plan de Mejoramiento Educativo de cada establecimiento.

En el Taller, participaron alrededor de 25 personas, entre docentes, auxiliares de la educación y directivos del establecimiento que en 2019 pasará a ser Liceo Técnico, considerando dinámicas participativas destinadas a reforzar el trabajo en equipo y la comunicación entre todos.

Para las facilitadoras del equipo TPH esta actividad fue muy gratificante, ya que los/as participantes quedaron muy contentos. “Hace poco más de un año ya habíamos realizado un taller con el equipo y fue muy alentador ver que han utilizado las herramientas que les entregamos en aquella oportunidad”, comentan.

VÍNCULO VIRTUOSO

Este vínculo con la comunidad de Guarilihue Alto se da desde la experiencia. “Es una relación que estamos desarrollando desde la mirada que tiene la fundación de contribuir a una mejor calidad de la educación y que sea más equitativa”, complementan.

El aporte de esta actividad dice relación con que “las personas son capaces de conocerse más, de reforzar sus vínculos y valorar la importancia del trabajo en equipo y el tener una buena convivencia que, finalmente, redunda en los otros actores claves, que son los estudiantes y los padres y apoderados, es decir, la comunidad educativa en su conjunto”, indican.

En un futuro no lejano, la Fundación espera seguir ampliando sus redes y contribuyendo al fortalecimiento de otras instituciones, poniendo a disposición los conocimientos, experticia y metodologías que los equipos profesionales disponen.

“Es muy gratificante ver que en escuelas rurales como ésta existe un alto nivel de compromiso de quienes tienen un sueño y lo quieren cumplir en beneficio de sus estudiantes y la comunidad”, finalizan las facilitadoras.

 

 

GALERÍA DE FOTOS