Con la inserción laboral parcial de 83% Fundación TPH certifica un curso de Vendedor/a Integral en Ñuble

En una íntima ceremonia celebrada en la ciudad de Chillán, Fundación Trabajo para un Hermano Concepción reconoció a 24 participantes del curso que finalizaron con éxito la etapa de capacitación y práctica laboral. Hasta el momento, 20 personas han alcanzado la inserción laboral materializada en un contrato de trabajo.

La iniciativa financiada por el “Programa Servicios Sociales 2017, Subsecretaría del Trabajo – Gobierno de Chile”, tuvo su inicio en junio y contempló 300 horas de capacitación y 180 de práctica laboral en diversos establecimientos comerciales del retail ñublesino.

El pasado miércoles y tras seis meses de ardua actividad, finalmente las 24 personas que culminaron el proceso recibieron su merecida certificación que las acredita como vendedoras integrales. Erna Ugarte Romero, Directora Ejecutiva de Fundación Trabajo para un Hermano Concepción, fue la encargada de entregar su saludo de bienvenida.

“El saber que hoy hay 20 personas que están trabajando y antes no porque estaban en sus casas, algunas tristes o queriéndose poco porque no veían que más hacer en su vida, para nosotros es un tremendo motivo de alegría y queremos felicitarlas por terminar este proceso”, manifestó Ugarte al inicio de la ceremonia.

Patricia Saldías, Directora Regional del Instituto de Previsión Social, en representación del Seremi del Trabajo de la Región del Biobío, Rodrigo Alarcón, igualmente reconoció el esfuerzo y perseverancia de las participantes del curso.

“Quiero felicitar a Fundación Trabajo para un Hermano por la ejecución de este proyecto, por alcanzar más de un 80% de inserción laboral, pero también quiero felicitarlas a ustedes (participantes certificadas) por este logro. Ustedes han demostrado que con esfuerzo y empeño pueden lograr lo que se propongan”, detalló Saldías.

Camila Arias, por su parte, en representación del curso ofreció un conmovedor testimonio en el que dio cuenta de su andar en el programa, donde vivió experiencias positivas y otras no tanto, como accidentes y enfermedades de sus seres queridos que pusieron en jaque su continuidad, sin embargo, su motivación y perseverancia se impusieron a la adversidad.

“Hoy me siento más segura de mí, más alegre, me encanta lo que hago, trabajar con personas y poder ayudarlas en lo que necesiten. En TPH encontré más que un grupo de personas, encontré nuevos amigos y una gran familia. Sin duda tomé una excelente decisión. Agradezco a cada uno de ustedes”, reconoció visiblemente emocionada la flamante vendedora integral de Falabella Mall Arauco Chillán.

De ahora en más, el equipo de Gestión Laboral de Fundación TPH continuará trabajando en pos de la inserción laboral de más participantes.