Ximena Inostroza: «Fue una oportunidad que no me esperaba»

Ximena Inostroza, es de Chiguayante, tiene 47 años y es una madre que al encontrarse sin trabajo, desde la motivación por superarse, postula al proyecto de inserción laboral que se enmarca en el Programa Servicios Sociales, de la Subsecretaría del Trabajo. Ximena concluyó con éxito todas las fases del proyecto, lo que impacta positivamente en ella como mujer y también en su familia.

“Decidí capacitarme como facilitador CEFE porque a través de esta metodología quiero potenciar habilidades blandas en estudiantes emprendedores”

gustavoGustavo Viveros, es uno de los 12 participantes del XXVI Taller de formación de facilitadores CEFE, que realizó Fundación Trabajo Para un Hermano Concepción en marzo, es así como Gustavo decidió ser parte de este proceso de aprendizaje, con el fin de poder aplicar la metodología en su trabajo como relacionador estudiantil en la universidad.

Durante marzo TPH Concepción llevó a cabo el primer taller del año de formación de facilitadores en metodología CEFE, en el que participaron 12 profesionales que trabajan de forma independiente, en consultoras, OTECs y ONGs.

Dentro de este taller participó Gustavo Viveros, sociólogo dedicado al área académica en la Universidad Técnica Federico Santa María, quien gracias a la conciencia de la realidad educacional actual en Chile, visualiza una oportunidad en el uso de la metodología CEFE en  procesos de formación enfocados a futuros profesionales y técnicos de la ingeniería.

 

 

1146552_10152281014441054_748386375_nMetodología CEFE

¿Por qué decides participar de un taller de formación de facilitadores en metodología CEFE?

Primero porque es una opción personal, que tiene que ver con el conocimiento superficial que tenía de la metodología, siempre me pareció bastante útil para la línea en la que yo trabajo desde hace 10 años, no lo había tomado antes por diversas razones. Este año lo pude tomar con el apoyo de mi casa de estudios, y es porque logré convencerlos de la importancia de la metodología, la que además va en sintonía con una serie de otros proyectos que está desarrollando la universidad aquí, y de lo necesario que es potenciar el fomento emprendedor en los jóvenes técnicos del país.

¿Crees que este tipo de metodología es relevante en los procesos formativos de hoy?

Yo más que relevante lo considero fundamental, teniendo en cuenta que la Universidad Federico Santa María es la única universidad del país que tiene formación técnica, de carácter universitario. En este sentido hay un nicho que todavía falta mucho por desarrollar. Chile es un país netamente  importador de tecnología, por lo tanto, en mi opinión en la medida en la que desarrollemos capacidades, habilidades y que tengamos una formación integral de nuestros estudiantes hacia visualizar su rol como técnicos fundamentales para el desarrollo del país, yo creo que estaremos a pasos de un verdadero aporte, sobre todo en una región industrializada como la del Biobío.

¿Qué te motivó para adquirir la metodología CEFE como una herramienta de trabajo?

Fundamentalmente lo que me motivó, fue darme cuenta que en la casa de estudios donde trabajo, tienen una formación de negocios altamente reconocida a nivel nacional, sin embargo, carecen de las habilidades blandas necesarias para distinguir otros caminos. Yo le presenté a mi jefe que a través de esta metodología se podría trabajar el tema de las habilidades blandas, para que los propios muchachos y muchachas que se encuentran en procesos de formación sean capaces de crecer como emprendedores, más allá de lo intelectual, más allá de las capacidades cognitivas que tienen que ver con el pararse sobre sus propias fuerzas y las ganas de querer hacer cosas. Esa es la principal motivación, yo quiero potenciar a través de esta metodología habilidades blandas, que van dirigidas al emprendimiento en la educación.

CEFE un aporte para la vida y el trabajo

1173730_10152305050301054_1001209650_nAhora que ya concluiste el taller, ¿cómo piensas poner en práctica la metodología en tus contextos de trabajo?

Desde todos los blancos posibles, la universidad particularmente este año se asignó tres fondos regionales muy importantes, que relacionados con el rediseño de las carreras, y otros fondos locales vinculados al fomento y a la incursión del emprendimiento e innovación en la producción de jóvenes valores, lo que va en sintonía con eso. Mi aporte aquí será cooperar con lo que respecta a los procesos de formación y a la vez proponer nuevos. Y mi misión es esa, continuar y seguir aportando con esta metodología en un proceso de formación integral de los muchachos. Todas las opciones son un aporte, hay colegas que vienen de otras escuelas del emprendimiento, empero, llegamos a acuerdos para trabajar en conjunto, todos cooperamos en pro de una educación de los chicos y chicas de la universidad.

Luego de conocer la metodología, ¿consideras que es un modelo que se puede aplicar en contextos educacionales?

En mi opinión, esta metodología puede cooperar o puede servir como piedra fundamental para cualquier modelo de formación, para adultos, jóvenes y niños, es una metodología bastante virtuosa en la propuesta pedagógica que hace. Por lo tanto aplicado con el criterio del contexto debiese funcionar en cualquiera de esos contextos (infantiles, jóvenes y adultos, emprendedores, no emprendedores, para diversas personas). La metodología CEFE es muy rica en ese sentido, por lo tanto, mi intención final quizás, es proponerme un objetivo mayor, que los docentes al menos de mi casa de estudios puedan vivir la experiencia de pasar por esta metodología y eventualmente poder adaptar ciertas cosas de ella en sus clases, esa es mi intención mayor. Aunque sé que es una trabajo bastante largo, pero voy a hacer todo lo posible para poder conseguirlo. Creo en el aporte de lo virtuoso de esta metodología.

¿Crees que el taller fue un aporte en tu desarrollo personal?

Si, fue un aporte. Siempre he pensado que las capacitaciones que yo emprendo son un aporte, porque si hay algo que no puedo aplicar en mi vida, eso no sirve, y esto si lo aplicaré en mi vida. O sea  si yo decido capacitarme en algo, y ese algo sea lo que sea yo soy capaz de integrarlo a mi vida, es porque es útil y me hace bien. Esta metodología me va a servir y me ha servido, principalmente contribuye a la revisión constante y al desafío que significa participar de procesos formativos, cualquier proceso formativo, educacional, relacional, etc. En definitiva  permite convencerse de que no existe una forma única para emprender un proceso formativo, sino que todo enriquece, todo educa, todo forma.

10168124_10152309474741054_174680476_nTPH Concepción en la formación

Luego de haber sido parte del XXVI Taller de metodología CEFE de TPH Concepción, ¿cómo evalúas la instancia de aprendizaje?

Nunca había estado en esta casa, y nunca había participado de un proceso formativo de TPH Concepción, puedo decir que el espíritu de los profesionales refleja fielmente un ambiente de cooperación, con ganas de compartir y de crecer en conjunto, un perfil como este se ve poco, no solo en el ambiente de las políticas públicas sino que en el área de la educación en general, lo que también se ve con el malestar que existe en la sociedad, a causa de la visión generalizada que existe de la educación como un privilegio y como un negocio. Precisamente este tipo de instituciones, este tipo de profesionales de aquí del TPH en general, tienen esta posición del compartir, de ser generosos con el saber, lo que es difícil encontrar y que siempre se agradece y se echa de menos en todas la instancias.

¿Recomendarías este taller a otros profesionales?

Si lo recomiendo, sin dudarlo. Yo creo que cuando cualquiera de nosotros o nosotras tiene el compromiso por hacer bien lo que hace, trabajando en relación con más personas, sobre todo quienes trabajamos en procesos formativos, ya sea en estos proyectos sociales o educacionales, creo que el compromiso siempre debe estar con hacerlo cada vez mejor. Y en ese sentido esta metodología es un aporte concreto para desafiarte, para hacerlo mejor, para capacitarte y  para aplicar el método en si y a seguir aplicando otros más, seguir creciendo.

Florencia Vargas, madre trabajadora que decide dejar el circo para buscar estabilidad para su familia

1382479670054Florencia, es una madre de tres hijos que decidió dejar su vida en el circo, para buscar estabilidad laboral cerca de su familia, oportunidad que encuentra en un proyecto del Programa Servicios Sociales que ejecutó en el 2013  Fundación TPH Concepción. 

Florencia trabajó como trapecista en el circo desde los 19 años, llegó el 2013 a Concepción para quedarse a vivir junto a su familia, sin embargo, no pudo encontrar por cuenta propia un empleo permanente, es así como gracias a su apoyo familiar se entera de la posibilidad de participar de una capacitación en oficio en TPH Concepción.

Asistente de Atención Al Cliente Polifuncional, es el curso del que decide ser parte Florencia, en esta instancia encuentra un espacio que le permite empoderarse y descubrir competencias para lograr la inserción laboral con éxito.

“A mí este curso de capacitación me cambió a mil la vida, descubrí habilidades que pensé que no tenía, me di cuenta que podía ser más tolerante, que era capaz de trabajar en equipo y que podía aprender las cosas. Y ahora con este trabajo que tengo, me siento feliz, bonita y una mujer inteligente, con esta «platita» que gano puedo disfrutar con mi familia, con mis hijos, puedo comprarles zapatillas nuevas, invitarlos a tomarse un helado y también puedo tener mi espacio fuera del hogar”

 Madre Trabajadora en busca de un empleo 

¿Cómo era tu vida antes de comenzar tu participación en el Programa?

Antes de llegar Concepción trabajé en el circo como 5 años, mi vida era gris, llena de luces pero gris igual, porque en el circo todo es tan bonito todo lleno de luces, pero yo no tenía a mis hijos, ellos estudiaban acá en Conce, entonces ese punto era bien complicado, no tenía momentos de estar con ellos, estaba solo con Florencia la menor de ellos. A mis hijos los veía solo en vacaciones de verano.
Por esta razón decidimos irnos a vivir a Concepción, para poder estar más con los niños. El 3 de febrero llegamos, estuve todo febrero en la casa, ya me estaba amargando, me estaba dando el “aburrimiento”, hasta un punto que lo único que quería era volver al circo; todo el día encerrada de buzo y de zapatillas, sin arreglarme jamás para nada, aparte que no tenía los medios para hacerlos, no podía más. Hasta que de pronto supe del curso de TPH, mi apoyo familiar me habló de este curso y yo me vine a inscribir apenas pude.
Llegué acá a la casa y me dijeron “la llamamos” antes del 5 de agosto, pero no me llamaron nunca, ya estábamos a 1° de agosto y dije “ya no quedé”. Pero el 3 de agosto me llaman y me dicen que me acerque a la Fundación y vine, y me dicen que estoy seleccionada en un curso….

florencia v2¿Con qué expectativas llegaste al Programa?

De primera no tuve muchas expectativas, entré bien desmotivada, de hecho me preguntaba a mí misma ¿qué voy a ir hacer allá sino tengo enseñanza media?, me decía a mí misma “no me imaginó a mí ahí”, al final dije “voy a ir más que nada por hacer algo por mí”, pero sé que no voy a tener opción de trabajar. Con el paso del tiempo, me di cuenta de que si iba a tener opciones de trabajo, y no me di ni cuenta cuando ya estaba haciendo la práctica. Fui la primera a la que llamaron a práctica, y de nuevo pensaba porque a mí, si mis compañeras tienen mucho más mérito que yo. Y pensé lo más fácil es “botemos a la Florencia aquí, eso me imaginé”. Y rápidamente me di cuenta que no es así, sino que hay una preocupación, las niñas que gestionaban esas oportunidades, siempre iban donde mi jefe a preguntar por mí, y yo escuchaba que mi jefe decía que estaba contento con mi desempeño, eso me ponía más contenta.

Programa Servicios Sociales

¿Cómo fue ese primer día de capacitación? ¿Qué sentiste?

Cuando llegué el primer día a clases, llegué como un pollito, sentía que era igual que ir por primera vez a primero básico, aparte que hace 17 años que yo no estaba en una clase. No me acordaba ni de lenguaje ni de números. Empezamos el curso y fue algo como tan lindo, no sé cómo describirlo, fue algo especial, era como volver a tener a 16 años. Este fue como mi liceo, porque yo no llegué al liceo, yo no tuve la opción de seguir estudiando. Así que todo esto me cambió la vida, podría decir al 100 pero fue a mil. Porque para venir a este liceo ahora tenía que arreglarme, vestirme con otra “ropita”, ya no era el buzo, la zapatilla, la polera ancha sin pintarme sin arreglarme, tenía que saber llegar preparada este liceo.

¿Cómo fue tu experiencia de aprendizaje en conjunto con los facilitadores y las facilitadoras?

Nos apoyaron mucho, no era como estar en un colegio con ellos, sino que era como estar en casa, eran muy preocupados, no solo de la parte teórica, siempre que nos veían mal nos preguntaban qué pasó, en otro lado no ocurre eso, era como si te conocieran de toda la vida.

Inserción y el éxito laboral

Cuando iniciaste tu práctica laboral ¿cómo viviste ese nuevo proceso?

Primero fui con mucho miedo a la entrevista, miedo por no tener enseñanza media, porque sabía que era capaz de trabajar, pero siempre tenía ese miedo. Me di cuenta de que el mundo laboral es diferente, siempre hay mucha competencia, pero a mí me tocó un buen lugar, no sé si yo me gané la lotería, el Kino o todos esos premios juntos porque quedé en un lugar muy especial, conocí inmediatamente a buenas compañeras, la verdad es que me sentí acogida y apoyada. TPH no me dejó ahí no más, sino que las chicas del equipo de gestión siempre iban y preguntaban por mí, y eso me hacía sentir que no estaba sola iniciando este camino.

Para tu familia e hijos el hecho de que tú trabajaras provocó cambios en la cotidianeidad de ellos ¿cómo enfrentaron contigo esta nueva etapa?

El primer día, cuando yo fui a la práctica todos en mi casa me decían, “no sé no te imagino Florencia trabajando ahí”, porque ellos saben que yo soy poco tolerante, sobre todo mi mamá, ella me decía “hija es que yo no te imagino ahí, pero te tengo fe”, y lo que más me decía era “hija por favor si algo te parece mal no te arranques, no te quiero ver aquí llorando”. Así que después vieron que en la tarde llegué contenta, así que todos estábamos felices, nos cambió la vida a todos.

Entrevista completa

María Fierro Andreu: “Las mujeres siempre podemos, se puede derrumbar la vida, pero siempre encontramos una fuente que nos nutre”

marinietosok

En compañía de los nietos

María Fierro Andreu, es madre de una hija y un hijo, abuela de cuatro “cabros chicos” (como les dice ella), actualmente forma parte del directorio de TPH Concepción, participa hace 9 años en diversas funciones y actividades de la Fundación, además, es la persona que cada día abre y cierra la puerta con una gran sonrisa y es la primera mujer en invitar a un café a quien pase por las oficinas.

Para María, la vida no ha sido fácil, pero si un camino que ha enfrentado con mucha energía y conciencia. Ser jefa de hogar es la primera gran misión que enfrenta valientemente en compañía de su familia, a partir de esta responsabilidad, es que a fines de los 90´ comienza su primer emprendimiento, como pintora habitacional, época en que el oficio de pintor solo era un trabajo para hombres.

El empoderamiento de María se gesta desde su participación en el Proyecto Casa de la Mujer Barrio Norte, lo que la impulsa a incorporarse al Programa Jefa de Hogar de la Oficina Municipal de la Mujer, es así como es invitada a participar del 1° Encuentro Nacional de Mujeres Jefas de Hogar en Santiago, en representación de Concepción. Gracias a su intervención en instancias de este tipo, María descubre oportunidades que le permiten crecer y potenciar su desarrollo personal.

Luego del cierre de la Oficina de la Mujer, María concluye una etapa en ese espacio. Sin embargo, la vida le presenta una nueva oportunidad, es así como llega a TPH Concepción, institución que le proporciona espacios de formación y desarrollo de competencias.

Sin duda que para María hitos como el 8 de marzo de 1908, cuando en Nueva York 129 obreras textiles mueren brutalmente asesinadas por luchar en favor de sus derechos laborales, y cuando en 1910 en Dinamarca, en el 2° Congreso internacional de Mujeres Socialistas, Clara Zetkin, feminista alemana, propone al mundo que se declare el 8 marzo como Día Internacional de la Mujer en memoria de estas féminas, simbolizan la valentía de ella misma, al decidir emprender a pesar de las condiciones adversas, realidad que también encaran las madres de un 39% de los hogares de Chile (encuesta CASEN 2011).

maribio

María en taller de biodanza en TPH Concepción

¿De dónde se origina ese empoderamiento que tiene hoy como mujer?

Creo que lo primero que me llamó la atención cuando era niña, fue cuando le dije a mi mamá: ¿mamá tu eres Corina Andreu de Fierro? Y ella me responde: no, yo soy hija de mi mamá y de mi papá y no de mi marido, o sea estoy hablando de los años 70’, época en que era bien visto escuchar “Juanita Pérez de…”. En el fondo creo que son varios hitos que me han hecho sentido, así como también en un momento me di cuenta que mis abuelas quedaban viudas, con todo lo que implicaba en los años 30´ y 40’ ser una mujer viuda, una de ellas con cuatro críos y otra con siete críos, para mí fue sorprendente como ellas sobrellevaron la vida a pesar de las carencias, siento que fue muy heavy para ellas.

Producto de esto sentía que las mujeres, en general en mi entorno familiar lo habían pasado muy mal, y yo si bien no tenía un gran futuro, no quería quedarme en esa precariedad. Sinceramente creo que hice consciente el ejercicio de lo que no quería en mi vida, y que yo iba a luchar para que esas cosas que habían condicionado a mi familia, no se volvieran a repetir, yo no quería solo arrastrar la piedra, sentía que habían habilidades y posibilidades en mí que me permitirían mirar la vida desde otra perspectiva. Constantemente pensaba: Yo quiero otra cosa para mí, yo quiero cambiar mi vida, pero también decirle a los otros que hay otras formas de vivir, más amorosa, más responsable, más consciente.

Desde su experiencia en los diferentes contextos sociales que ha vivido ¿cuál es su análisis respecto a la valoración de la mujer, si realiza una comparación con años atrás y hoy?

Siento que las mujeres en relación a los varones hemos avanzado en diversos procesos, desde la autovaloración, desde el decir yo soy capaz, yo puedo. Que con una familia yo puedo elegir ser madre sin tener que depender de otra persona, que también puedo decido esto porque quiero vivir el ser mujer plenamente. Hoy las mujeres tienen una postura distinta, y especialmente las mujeres más jóvenes, porque a las mayores les ha costado un poco adaptarse este cambio de switch.

DSCF4104Nutritivos logros

¿Cuáles han sido sus mayores logros como emprendedora social?

Para mí fue un tema potente el plantear la jefatura de hogar femenina, si bien en ese tiempo era un programa algo extraño, a mí me permitió reconocer que mis abuelas habían sido jefas de hogar, y que no habían sido unas mujeres pobrecitas, sino que fueron jefas de hogar, con nombre e identificación, con calificativos y valores. Sin embargo, cuando se termina el programa, desde la institucionalidad recuerdo haber estado en una conversación, y planteé en una exposición que la jefatura de hogar en Chile marcó al 30% de la población femenino, por lo tanto no fue justo que lo hayan quitado.

Otro tema importante, tiene que ver con la valoración en un oficio que habitualmente era para los hombres, una mujer pintora habitacional, ¿es mujer y cómo va a saber pintar si no es un trabajo de mujeres? Eso lo escuché bastante, el poner la marca de lo femenino en un oficio que sólo era de hombres fue relevante para mí.

Y sin duda lo más significativo es haber impulsado a mi familia, el que mis hijos dijeran frente a sus problemas que hay otras posibilidades en la vida a pesar de sus errores, el haber criado en un ambiente de mucha precariedad a personas sanas, de buenos sentimientos y buenos valores, pero además generar confianza y respeto en mi entorno.

¿Cuáles son las mujeres de la historia que admira?

Una mujer que para mí fue significativa es la Inés Enríquez Frödden, la primera mujer alcaldesa y la primera intendenta, quien además en los años 50´ planteó por primera vez el tema de la ley de divorcio en Chile.

Otra mujer que considero relevante es Lady Di, ella se casó un año después que yo, recuerdo haber visto en la televisión su matrimonio de una forma tan majestuosa, pero después con su muerte me entero de sus frustraciones, de sus penas y de las manipulaciones de las que fue objeto, pero ella siempre se mostraba sonriente por sus hijos, tal vez yo en esa condición me hubiese tirado por el balcón, pero ella siempre se veía digna, eso me produjo una envidia sana, pero cuando vi su realidad, no tanto.

Y otra mujer es Teresa de Calcuta, la admiro, pero no como religiosa, sino porque era una mujer muy dura de carácter, pero tenía una infinita entrega a los seres humanos, ella se conformaba con solo un escritorio, decía si quieren regalarme algo, regálenmelo, pero yo lo voy a vender para comprar algo a quienes lo necesitan. Creo que lo que me llama la atención de esta mujer es ese desprendimiento de todo, el desapego a lo material y así misma por darles a los otros, porque su felicidad radicaba en el compartir de forma desmedida con el prójimo, eso me produce varias reflexiones.

¿Qué frase regalaría a las mujeres de hoy?

Las mujeres siempre podemos, se puede derrumbar la vida, pero siempre encontramos una fuente que nos nutre para levantarnos, depende de nosotras mismas, porque además tenemos esta no sé si responsabilidad con la humanidad, de ser las prolongadoras de vida, los varones no lo pueden hacer, en todos los ámbitos. Por ejemplo, si hacemos una mirada hacia la historia, los hombres salían a cazar y sino encontraban nada, volvían con hambre, y mientras tanto quiénes atendían a los niños, las mujeres amamantaban y buscaban comida, y si los hombre iban a la guerra, otra vez las mujeres quedaban a cargo de las futuras generaciones.

Paradójicamente, para la segunda guerra mundial las mujeres se hacen cargo de las fábricas y de los negocios, pero cuando vuelven los hombres de la guerra nunca reconocieron el buen trabajo que realizaron las mujeres.

Mujeres seamos mujeres consciente de lo que estamos trayendo al mundo, porque donde Dios nos sembró hay que saber florecer…..

TPH 2014

Chaltumawün la apuesta innovadora por una cosmetología 100% vegetal

chaltu1Pia Cumsille y Pablo Adasme, son los creadores de uno de los 141 proyectos exitosos de la XI Convocatoria de Innovación y Emprendimiento de Innova Bio Bío (CIE), Chaltumawün, proyecto innovador que apunta a producir cosméticos elaborados a base de productos 100% vegetales con el propósito de rescatar la flora nativa de Chile.

Chaltumawün, es el emprendimiento innovador de  Pia y Pablo,  joven pareja que desde la inquietud de mejorar la calidad de los actuales productos de la cosmetología, deciden  incursionar en este rubro, es así como inician una serie de experimentos con diferentes plantas y hierbas, pero siempre con la motivación de rescatar la flora nativa y una parte de la cultura chilena. Es por ello, que el nombre de la marca de sus productos viene del mapudungún; chaltu: gracias y mawün: lluvia.

Por un lado Pablo como chef especializado en la comida mapuche y Pia como estudiante de traducción, sienten el impulso de salvar la riqueza cultural desconocida en Chile, a través de la elaboración de una línea de cosméticos a base de flora nativa, la que se enfoca en ofrecer al público una alternativa de belleza y medicina.

El camino recorrido por este equipo para concretar su emprendimiento no ha sido fácil, es en el intento de obtener recursos en dónde se enteran de la postulación de la XI CIE, instancia que les facilita la ejecución de una idea que se originó en el 2011.

chaltumawun logoChaltumawün e Innovación

¿Qué los motivó a crear un proyecto que involucra la innovación de una gama de cosméticos que actualmente existen en el mercado?

Nuestra idea de innovación es usar 100% productos vegetales, apostamos por la línea verde, porque la mayoría de los cosméticos que se pueden comprar hoy en el mercado usan bases que tienen derivados del petróleo y producen daños a la piel a largo plazo, además tampoco tienen un buen nivel de biodegradabilidad, por lo general dañan el medio ambiente. Todo esto tiene que ver con un tema de conciencia ecológica, queremos enfrentar  a este desgaste ambiental que hay, y al mismo tiempo cambiar un poco el concepto de estética.

¿Qué los impulsó a postular su proyecto a la XI Convocatoria de Innovación y Emprendimiento de Innova Bio Bío?

La verdad es que queríamos mejorar la calidad de nuestros productos, porque siempre estábamos limitados, teníamos que organizarnos súper bien con nuestros recursos. Si bien podíamos comprar una máquina, igual eso implicaba una cantidad considerable de dinero, entonces no alcanzábamos a elaborar 100 productos en un día, porque no contábamos con los implementos para hacerlos y envasarlos en poco tiempo. Antes de postular consultamos por el capital abeja pero ya había pasado el tiempo de postulación, después nos encontramos con una niña que pertenecía a una consultora quien nos comentó que prontamente se abrirían  postulaciones en Innova Bio-Bío, así que esperamos y postulamos.

chaltu2Concretando ideas

¿Cuál es la mayor satisfacción para ustedes con este logro?

Lo que nos llena es que nos estamos involucrando en una gama de conocimiento, porque esto igual abarca diversas ramas, por ejemplo, está la dermatología dentro de esto, aparte de aprender teóricamente lo que es la dermatología y la botánica, hemos aprendido a ocupar un destilador, poseemos conocimiento técnico, y está  la mezcla entre belleza y salud que es algo nuevo en la cosmetología de hoy.

Luego de haber quedado seleccionados y adjudicarse los recursos para ejecutar su proyecto ¿qué es lo que viene ahora?

A nosotros nos interesa tener claro que lo que hacemos es un trabajo artesanal y que existe un límite en la producción, no se va a industrializar, la idea es mantener esa conexión con lo que significa generar pocas cosas, con el fin de entregar una mayor calidad y no preocuparse de un cuento masivo. Aparte que igual tiene que ver con la sustentabilidad, porque te puede servir mucho una crema, pero no puedes estar consumiendo una crema constantemente porque se agotan los recursos, se explota demasiado la flora y no es la idea llenarse de productos por todos lados, y que las personas se vuelvan adictos a los productos. Si reconocemos que queremos llegar a harta gente, y que sea un consumo constante, pero no alborotado que sea más bien un consumo responsable, que se mantenga un equilibrio, que no se transforme en una empresa con la visión de empresa que hay hoy, que mientras más grande es mejor. Mantener lo que somos y tratar de ser consecuentes, independiente de la cantidad de recursos que vayamos generando en el camino. Chaltumawun tiene una visión de que los recursos que nosotros podamos ganar vayan en equilibrio con el medio y con la vida.

IMG_5251TPH Concepción y Chaltumawün

¿De qué forma aportaron en su proyecto las capacitaciones que realizó TPH Concepción?

Las capacitaciones de la fundación nos gustaron, las personas que guiaban los talleres tenían buena disposición para explicar. Sin embargo, consideramos que faltó tiempo para que todos los participantes compartieran más sobre los proyectos. Las tres modalidades  para plantear  y desarrollar mejor el proyecto en términos económicos, fueron un aporte considerable para exponer el proyecto después. A nosotros nos sirvió una en especial, tenía que ver con realizar un análisis comparativo para saber nuestros puntos fuertes, desventajas, y  cómo mejorarlo. En el fondo contribuyó para saber cuán rentable podría ser nuestro negocio. Todo nos sirvió porque no entendíamos mucho del tema de una empresa.

¿Qué consejo le darían a un emprendedor que desea innovar en su negocio pero le faltan los recursos?

Que sean busquillas, que no se crean el primer cuento, que pregunten en todas partes, porque muchas veces te dicen algo para que no sepas que hay más allá, y lo otro es tener la conexión con un mundo interior que no solo sea una necesidad de dinero, que haya un conocimiento personal y que se siga nutriendo de manera intensa. Ojalá que si alguien quiere llevar a cabo algún proyecto, sea para bien del planeta, aunque suene muy utópico, es importante que todo proyecto no solo conlleve a una explotación de recursos. Sería ideal que los recursos que están disponibles para emprendimientos, se destinaran solo  a proyectos que busquen mejorar la calidad de vida de las personas, más que mejorar la calidad del placer.

Entrevista completa

Quinchamalí Exquisito, 100% natural: Emprender en los años dorados, una oportunidad para crecer a paso seguro

IMG_6532Juan Vásquez y Margarita Gómez son matrimonio, ambos tienen más de 60 años, a pesar de su edad han sacado adelante esta nueva iniciativa, Quinchamalí Exquisito, emprendimiento de mermeladas, frutas deshidratas, conservas y productos naturales gourmet, Proyecto de negocio apoyado por el Programa de Emprendimiento Local (PEL), ejecutado en Chillán por la Fundación Trabajo Para Un Hermano Concepción, logrando mejorar y potenciar el negocio.

Juan y Margarita, toman la decisión de irse a vivir al campo, a Quinchamalí, hace 15 años atrás, una vez instalados, son invadidos por varias inquietudes respecto a qué dedicarse en el campo, después de una vida laboral en la ciudad, qué actividades realizar para mantenerse activos y cómo sobrevivir en un lugar apartado de la ciudad. Frente a estas interrogantes, comienzan a experimentar con varias alternativas, enfocándose en la producción de mermeladas, frutas deshidratadas y conservas.

Es así como este feliz matrimonio, primero comienza con la producción de plantas ornamentales, para prontamente adentrarse en la preparación de mermeladas artesanales, las que en un principio solo son consumidas por la familia en el hogar. Sin embargo, con el tiempo, Margarita gracias al apoyo constante de su esposo, inicia una etapa de aprendizaje a través de cursos de capacitación para la elaboración de mermeladas, lo que les da el impulso necesario para crear un negocio.

Quinchamalí Exquisito

Quinchamalí Exquisito2¿Cómo nace Quinchamalí Exquisito?

Comenzamos de a poco, aquí mismo en esta cocina (Quinchamalí), teníamos solo un mueble para dejar las mermeladas, no estábamos formalizados ni nada, no teníamos un giro tampoco. El primer giro que tuvo Juan, era de agricultor propietario, por las cerezas, pero las mermeladas no estaban incluidas en eso, así que cuando llegamos a producir mayor cantidad, decidimos formalizarnos, por lo que realizamos una ampliación de giro, pronto obtuvimos la resolución sanitaria; una para elaborar mermeladas, conservas, pastas y ajíes y otra para envasar, también en ese periodo de crecimiento construimos nuestra sala de proceso.

¿Cuál fue la motivación para emprender en este rubro?

(Don Juan se anima en responder)… Pienso en dos cosas que nos motivaron; primero en que nosotros tenemos un huerto de cerezos y de otras frutas, entonces no es fácil obtener algo para el mercado, las conservas, las mermeladas, algún condimento, el ají. Entonces todo eso teníamos que aprovecharlo de alguna manera rentable. Es así como a Margarita, que es la creadora en todo, comienza a preparar las mermeladas, y luego a elaborar conservas. “Yo siempre he estado dispuesto a apoyarla y a ayudarle en lo que esté a mi alcance, y cada vez que ella ha tenido una idea yo he estado ahí presente. La gente, ya nos conoce y de a poco han ido llegando más personas, y eso también es una motivación”.

IMG_6533TPH Concepción y Quinchamalí Exquisito

¿Por qué deciden participar del PEL que ejecutó TPH Concepción?

Siempre nos encontramos con la dificultad de que no es fácil trasladar nuestros productos a tanta feria que nos invitan, primero porque se corre el riesgo de que si es en verano estén a mucha temperatura, las mermeladas siempre tienen que estar en un lugar fresco, entonces necesitábamos adecuar nuestro espacio aquí para que el público pudiera visitarnos, y nosotros recibirlo en buenas condiciones. Por eso tomamos la decisión de participar, porque nosotros queríamos potenciar nuestro local que tenemos acá en Quinchamalí, y además lograr que el público visitante aprovechara de conocer de otra forma este pueblo, no solo por la alfarería, sino también por su riqueza en frutas.

IMG_6548¿Cómo evalúan los aportes de las asesorías que recibieron gracias al PEL?

La verdad es que estamos contentos, porque pudimos recibir asesoría en varias áreas que nos aportaron mucho, por ejemplo vimos costos, publicidad, también contamos con el apoyo de una nutricionista e ingeniera en alimentos. En lo otro que igual nos sirvió bastante fue el apoyo del chef, para la elaboración de mermeladas sin azúcar. Y en el tema de la imagen corporativa, ya que si bien nosotros teníamos un logo, necesitábamos mejorarlo, pero también queríamos conservar el anterior porque lo elaboró nuestro hijo, pero gracias a los cambios recomendados por la especialista ahora quedó mucho mejor, lo importante es que nos sentimos identificados con esta guitarrera con una cesta de frutas entre sus manos.

Ver entrevista completa

“Siento que estuve con una familia que me apoyó con una oportunidad para ser mejor”

eliwebcerElizabeth Repol Bustos, es una joven madre, que decidió ser parte del Programa de Servicios Sociales del Ministerio del Trabajo, que ejecutó la Fundación Trabajo Para Un Hermano Concepción durante el  2013. Gracias a este proyecto, Elizabeth hoy se encuentra inserta en un trabajo seguro y permanente, lo que ha sido un impulso para cumplir su sueño de estudiar una carrera profesional.

Elizabeth tiene 23 años, a pesar de su juventud pasaba mucho tiempo en la casa, haciéndose cargo de las labores doméstica y cuidando de sus tres hijos, sin embargo, con el tiempo comenzó a sentir la inquietud de hacer algo más que las tareas del hogar; es así como ella decide ir en búsqueda de una oportunidad que le permita crecer y sentirse realizada, en un rol distinto al de dueña de casa.

Durante los tres meses de capacitación, Elizabeth llegó con puntualidad a sus clases en compañía de su hija menor, para ella la idea de superarse y obtener un trabajo se transformó en una meta alcanzable. Como madre de tres niños, la búsqueda incesante de un trabajo seguro jamás la agotó.

En este caminar, Elizabeth llegó a TPH Concepción, para ser parte de la capacitación de Manipulación de Alimentos, instancia en donde adquirió diversos y enriquecedores conocimientos, los que le permitieron enfrentarse con seguridad en el proceso de práctica e inserción laboral, y gracias a esto, ella cumple el sueño de conseguir un empleo permanente, para prontamente comenzar sus estudios en Enfermería con mención en obstetricia.

“Busco una oportunidad”

¿Cómo te enteraste del programa de capacitación en oficio y por qué decides participar?

Me fui a inscribir a la OMIL con el objetivo de encontrar una opción de trabajo, pero no había ningún cupo de trabajo para mujeres, las posibilidades eran solo para hombres. Sin embargo, había un curso disponible y me inscribí, a pesar de que me dijeron que era baja la probabilidad de quedar, porque ya habían enviado los papeles; así que por si acaso mandé mis datos, después de una semana me llamaron para que viniera a una entrevista, y a las dos semanas me comunican que quedé en el curso.

¿Cuál fue tu principal motivación para formar parte de este grupo de personas que comenzaban una capacitación? ¿Por qué tú también querías ser parte de este proyecto?

Me motivó el poder salir de mi casa, además quería seguir estudiando y sabía que si trabajaba podría pagarme mis estudios. Quiero estudiar enfermería con mención en obstetricia, esa es mi meta.

webgrupalMás que una capacitación

¿Cómo describirías este proceso que viviste con el fin de insertarte en un puesto de empleo?

Lo que más me llamó la atención del proceso de capacitación, es la voluntad de todos los profesores y profesoras, porque tuvieron mucha paciencia para explicarme todas las veces que fueron necesarias, hasta que entendiera, si no entendías te explicaban de nuevo. También se preocupaban de que cada uno de los participantes comprendiera los contenidos.
Creo que no es normal toparse con una clase así, porque si uno va a un instituto, (….) el que aprendió, aprendió (…..) y el resto se queda sin saber.

¿Cuáles son las características distintas de las que hablas, que encontraste en estas clases?

Todas las clases fueron didácticas, hubo una constante preocupación por parte de los/as facilitadores para aprendiéramos. Por ejemplo, yo falté un día, pero al otro día, la señorita me explicó todo lo que habían visto en la clase anterior e incluso me pasó las guías; entonces eso me demostró que sí estaban preocupados de nuestro aprendizaje.

Manos a la obra

webgrupalwh¿Cómo enfrentaste la etapa de práctica laboral?

Al momento de realizar mi práctica laboral me sentí segura, porque confiaba en que había aprendido todas las herramientas necesarias para desempeñarme bien en un trabajo, cada clase fue un aporte para mi desarrollo y crecimiento. Cuando inicié la práctica, llegué con ganas de cocinar, sin embargo, tuve que ayudar con el lavado de platos, pero siempre supe que era solo el comienzo, y que tendría que esforzarme para lograr mi meta.

Y ahora que tienes un trabajo seguro y con contrato ¿sientes que tu vida cambió?

Claro! Ahora que estoy con trabajo, siento que estoy haciendo bien las cosas, porque ahora disfrutó más el tiempo con mis hijos y también puedo darles lo que me piden y necesitan. Pero lo más importante, es que con este trabajo, voy a poder empezar mi sueño de estudiar Enfermería con mención en obstetricia, que es algo que siempre tuve pendiente, así que ahora quiero concretarlo.

Hoy: una Elizabeth distinta

eli¿Cómo se siente la Elizabeth de hoy en comparación con la Elizabeth de antes?

Siento que ahora estoy mucho más contenta, porque antes solo estaba en la casa, en mi caso siempre me he querido superarme, por mis hijos y por mí. Antes como que estaba encerrada en otro mundo, dedicada solo a mis hijos y a la casa, ahora como que se me abrió un mundo nuevo, con nuevas personas y nuevos contenidos. Estoy más contenta.

Luego de participar en un proyecto ejecutado por la Fundación TPH Concepción ¿Cuál es tu opinión respecto a esta institución?

Siento que esta es una Fundación que aporta bastante, la que asume una labor social con la comunidad, y la cumplen muy bien. En ninguna parte a donde uno vaya, se van a preocupar tanto de encontrarte un buen trabajo y de entregarte buenas herramientas. Encuentro que la fundación se preocupó de todo el grupo de participantes, pero también de cada persona en particular; de que cada uno aprendiera y también de apoyar a alguien si tenía alguna dificultad. Me gustó mucho lo que viví aquí, sentí que estuve con una familia que me apoyó con una oportunidad para ser mejor.

Entrevista completa