“Comercio Justo y Cooperativismo”: exitoso encuentro apoyado por TPH Concepción en la UFRO

1609979_759147780764954_1569683218_nCon una gran asistencia de público, que reunió a emprendedores de organizaciones económicas mapuche y expertos desde Concepción hasta Panguipulli, se desarrolló con éxito el taller “Comercio justo y cooperativismo”, encuentro organizado a través de una alianza de colaboración entre el Centro de Innovación y Emprendimiento Mapuche, CIEM-UFRO; la Fundación Trabajo para un Hermano de Concepción y la Cooperativa Fën, junto con el apoyo de la Mesa Regional Cooperativa del Wallmapu.

René Montalba, director del CIEM-UFRO explicó que “el encuentro tuvo como propósito generar un espacio de formación y promoción del comercio justo”.

Uno de los expositores, Miguel Reyes, representante de la Mesa Regional Cooperativa del Wallmapu, indicó que actividades como ésta muestran el compromiso que tienen las organizaciones para expandir las bondades que tienen, tanto el comercio justo como el cooperativismo, en aquellos sectores sociales que están más alejados del desarrollo macroeconómico del país.

“El cooperativismo está más consolidado en Chile, pero con asimetrías tan enormes que no le permiten competir en iguales condiciones con otros modelos económicos, por lo tanto creemos que tenemos el rol de dar a conocer y mostrar a las organizaciones que nacen por una necesidad, mejorar la posición económica que ellos tienen y a su vez mejorar la percepción de todos estos enfoques que tienden a mejorar la calidad de vida de las personas”, señaló Reyes.

Jorge Tagle, de la Fundación Trabajo para un Hermano, indicó que “nos hemos vinculado con el CIEM–UFRO para colaborar con este proceso de formación y desarrollo de organizaciones cooperativas y aquellas que se vinculan con el comercio justo, las cuales se relacionan en cuanto a que los productores a pequeña escala se organizan y su principal o primera forma de organización son las cooperativas”.

Cabe señalar que esta actividad, que se realizó con la modalidad foro-taller, contó con la participación de representantes de organizaciones sociales, cooperativistas, técnicos, profesionales y funcionarios públicos y privados que apoyan al sector.

Por su parte Gonzalo Silva, profesional de la Unidad de Gestión Económica Territorial y Asociativa del CIEM-UFRO, indicó que “esta actividad se enmarca en lo que ha estado promoviendo el CIEM, que es buscar otras líneas y enfoques para el desarrollo económico de la región. De este modo, lo que estamos haciendo es un diálogo que muestra como el comercio justo y los principios que promueve son también movilizados y es una forma de trabajo que fortalece a las cooperativas”, señaló Silva.

El Centro de Innovación y Emprendimiento Mapuche, CIEM-UFRO, tiene como propósito promover el desarrollo sustentable y con identidad en la Región de La Araucanía, a través del impulso de las capacidades de innovación y emprendimiento de personas, comunidades y organizaciones mapuche.

Nota Prensa

Economía Solidaria

tph flyerEl concepto de Economía Solidaria, fue acuñado a principios de los 80´s, resultado de la reflexión que se llevó a cabo en un Encuentro de Organizaciones Sociales en una comuna periférica de Santiago de Chile. Es aquí donde convergieron organizaciones de apoyo de la iglesia, ONGs (como TPH), profesionales, y en su mayor medida organizaciones populares que hacían frente a la falta de trabajo, provocado por las decisiones económicas tomadas para favorecer el modelo neoliberal. En estas organizaciones populares de resistencia, encontramos los comprando juntos, los talleres populares, ollas comunes, entre otras.

Con la llegada del primer Gobierno de la Concertación y la desarticulación del movimiento social, el desarrollo de la Economía Solidaria sufrió un freno en nuestro país, no obstante es reconocida, apoyada y crece en otros países de Latinoamérica.
Son experiencias colectivas de producción, consumo, comercialización, distribución, acumulación y ahorro, que utilizan la cooperación como un factor productivo principal, y definen como objetivo principal el bien común de sus asociados. A su vez se articulan entre sí y con entidades que apoyan lo que constituye hoy el movimiento de economía solidaria.

En la actualidad Argentina, Uruguay, Brasil y Ecuador son los exponentes más fuertes del movimiento latinoamericano con distintas expresiones (empresas recuperadas, comercio justo, mutuales, cooperativas de trabajo, cooperativas de catadores o recicladores, cooperativas populares, iniciativas de software libres/código abierto, agroecología, turismo comunitario, cooperativas de cuidadores de semillas naturales, entre otras), donde las organizaciones sociales articuladas han sostenido un trabajo con importantes avances, provocando el diálogo con los propulsores de la política pública gubernamental a nivel local y nacional.

Este diálogo, entre organizaciones sociales apoyadas por ONGs (que forman parte del mismo movimiento), han acelerado el diseño en conjunto de políticas que promocionan y fomentan el sector, complementando la extensión universitaria (y la malla curricular de pre y postgrado) y desarrollando incubadoras tecnológicas de cooperativas populares (como es el caso de Brasil), y el desarrollo de tecnicaturas en economía social y solidaria(ESS), y la formación de dirigentes de cooperativas de trabajo con planes de Gobierno (como es el caso en Argentina).

La producción de conocimiento desde las mismas iniciativas apoyadas por observadores participantes y militantes, instituciones del Estado Federado en Brasil, al servicio y en constante diálogo con las organizaciones de la economía solidaria, ha generado las adecuaciones socio-técnicas de diferentes planes y programas que tienen como objetivo la generación de trabajo y renta, a través de iniciativas económicas solidarias, siendo la principal estructura jurídica utilizada, las Cooperativas.

En Chile la Red de Economía Solidaria existe, no obstante el contexto es más complejo y adverso por la preeminencia del modelo neoliberal, se han realizado a la fecha tres Encuentro Nacionales desde el 2009, en ellos se difunde las distintas formas de hacer Economía Solidaria, las nuevas relaciones sociales necesarias de construir y a la vez relevar los valores éticos y políticos que se persiguen, el Bien Común y la construcción del Buen Vivir en nuestra América Latina.

En la actual coyuntura, donde importantes sectores sociales demandan transformaciones, los referentes de una manera de hacer economía diferente, con la cooperación y la solidaridad como centro, tienen el importante desafío de lograr mayor incidencia en lo público, relevando sus fortalezas y superando sus debilidades para sumarse activamente a las voluntades de cambio que perciben en nuestra sociedad.

Por: Carlos López y Jorge Tagle

Más de 25 años apoyando el desarrollo de la Economía Popular y el Emprendimiento

25 añosEn 1988 creamos Fundación TPH Concepción, con el objetivo de apoyar a personas a crear y/o fortalecer sus fuentes laborales como trabajadores/as independientes. Comenzamos a intervenir en y con un grupo objetivo de personas que vivían de lo que en esos años llamábamos economía popular, autoempleo, trabajo por cuenta propia, y otras denominaciones, que la diferenciaban del emprendimiento y ámbito empresarial convencional de mayor escala. Relevábamos en esta economía local su origen popular, la preeminencia del factor trabajo sobre el capital, la orientación hacia la satisfacción de necesidades familiares por sobre la sola rentabilidad y en muchos grupos observamos comportamientos de solidaridad y diferencias en la identidad cultural.

El modelo económico y la política pública, dominante en esos años, era un sector muy marginado y la institucionalidad de apoyo era casi inexistente. Es en ese contexto, nos propusimos aportar a esta inmensa cantidad de chilenos/as que deciden crearse un empleo, enfocándonos en lo más determinante para sus condiciones de vida como es el trabajo.

El diagnóstico básico y generalizado de las personas que integraban esta “economía popular”, no dista mucho de lo que ocurre un cuarto de siglo después. Encontramos que las “palancas” o impulsos principales para su desarrollo decían relación con: expandir habilidades emprendedoras y capacidades de gestión; acceder a financiamiento y a oportunidades favorables de comercialización; asociatividad para avanzar hacia metas comunes; fortalecimiento de la identidad, de la calidad y de la diferenciación de los productos y servicios; y utilizar información relevante para las iniciativas económicas. En cada una de estas áreas ha intervenido la Fundación.
A fines de los 80 y dada las nulas oportunidades de financiamiento para el sector, comenzamos administrando Fondos Rotatorios para créditos destinados a personas con emprendimientos. Sin embargo, dejamos esta práctica cuando ya existían varias instituciones financieras en el sector y aprovechamos esta experiencia, para colaborar en programas de financiamiento no reembolsable (capital semilla) de entidades públicas y privadas.

nota 25 añosComenzamos la década del 90’ introduciendo procesos de formación y en 1992 adquirimos la metodología CEFE, con la cual hemos contribuido al desarrollo capacidades emprendedoras y de gestión, a través de su aplicación en talleres y cursos con muy buenos resultados.

En el ámbito de la comercialización, desde el 93 organizamos ferias y eventos para facilitar la promoción y venta de productos de diversos emprendedores. En 2007 optamos por apoyar la instalación de un local comercial en Concepción, a la vez nos vinculamos y apoyamos a productores y organizaciones en sus iniciativas comerciales. En este camino de esfuerzo compartimos visiones con cientos de entidades en el mundo, que trabajan el comercio desde una perspectiva de justicia y de desarrollo para productores desfavorecidos, y nos integramos al movimiento de comercio justo co-fundando la RED SURES.

La promoción y apoyo a la asociatividad ha sido también una acción privilegiada por TPH Concepción. Tenemos la convicción de que la acción colectiva es una herramienta fundamental para alcanzar objetivos comunes y constituir actores sociales que incidan con sus intereses en el ámbito público. Hemos apoyado con asesoría y formación a decenas de organizaciones de productores, artesanos, comerciantes, emprendedores, etc. En la actualidad con varias agrupaciones formamos parte de la Red de Comercio Justo del Sur (Sures) y estamos apoyando el fortalecimiento de nuevas organizaciones y compartiendo esfuerzos con otras entidades que buscan relevar en la sociedad el sector de economía popular, el autoempleo, el emprendimiento popular e incidir para mejorar los contextos para su desarrollo.

156882_1356779738304_894617_nObservamos con optimismo la expansión en la última década de la institucionalidad de apoyo a las economías locales y populares. Relevándola e insertándola en la conceptualización de emprendimiento, con distinta magnitud, en todos los territorios se ha ido formando el llamado ecosistema emprendedor. Productores y emprendedores de pequeña escala, tienen hoy más oportunidades de apoyo en diversas áreas como: financiamiento; favorables instancias de comercialización; cursos de formación, asesoría y otras para mejorar su oferta y apoyo para asociarse. Constatamos que aún en muchas localidades son escasas estas redes de apoyo y con frecuencia las existentes no se adaptan a las realidades culturales específicas y generan impactos no deseados en las comunidades.
Junto a los objetivos convencionales de contribuir a mejorar ingresos, por medio de herramientas que incidan en la productividad y competitividad, se percibe en las comunidades cada vez más la necesidad de colaborar en la preservación de la diversidad cultural, de la sustentabilidad, de la articulación de actores locales, de apoyar en ámbitos que contribuyan a un desarrollo más humano e integral de los habitantes de nuestros territorios. Es en estos aspectos, además de la ampliación de las coberturas donde las políticas tienen su mayor déficit.

En lo anterior es donde nuestra institución desea colaborar, desde una perspectiva social transformadora que vaya gestando una economía solidaria, que se hace cargo y respeta la diversidad cultural y va contribuyendo a masificar las acciones sociales de colaboración, de inclusión y del bien llamado Buen Vivir.

Sin duda, hay buenos referentes de las políticas de apoyo, y pueden contribuir a un desarrollo integral, que asume un conjunto de necesidades humanas y no solo la de mejorar la productividad u otras variables de mercado.

 

Con éxito y satisfacción culminó curso de medicina complementaria en TPH Concepción

taller hierbas notaLas y los 31 participantes del taller de hierbas medicinales, concluyeron esta etapa de aprendizaje, vinculada al área de la medicina alternativa, iniciativa que se realizó gracias al Servicio para el Desarrollo y la Educación Comunitaria (SEDEC), de la Iglesia Metodista, y a la Fundación Trabajo Para Un Hermano Concepción, que facilitó los espacios para el desarrollo de todo el curso.

La ceremonia de certificación y cierre del curso de Medicina Complementaria, contó con la presencia de Erna Ugarte, Directora Ejecutiva de TPH Concepción, Solveig Schrickel, encargada del Proyecto de Salud Herbaria de la Corporación Metodista SEDEC, Rosa Hernández, facilitadora del taller y los y las participantes del curso.

El taller se desarrolló de forma continua y gratuita desde abril del 2013 hasta enero del presente año, los y las participantes que asistieron constantemente a cada clase, aprendieron a utilizar diferentes hierbas, como la flor del paño, el llantén, la malva, la lavanda, entre otras, para la elaboración de medicina.

taller hierbasSolveig Schrickel, entregó sus felicitaciones a todos los participantes, por cerrar este ciclo de aprendizaje, además mencionó y recalcó los beneficios que trae un curso de medicina complementaria; “creo que todos aquí han aprendido mucho, es muy bonito este tema, uno se entretiene y conoce los beneficios de las hierbas. Ojalá que todos se animen a crear su huerto y a compartir lo que aprendieron, porque esta medicina es la que queremos hoy y además trae un montón de beneficios para nuestra salud”.

Gracias a este taller, Marta Domínguez, conoció otros usos de las hierbas que habitualmente consume en su mate; “gracias a las hierbas yo me mantengo sana, siempre he tomado mate con muchas hierbitas, pero siento que con este curso pude aprender y entender como emplearlas de una forma sana y efectiva. Esto también me permite compartir estos saberes y medicina con mi familia y vecinos”. Para Marta fue una experiencia muy significativa, ya que le entregó la motivación necesaria para comenzar la construcción de su huerto.

Tanto para TPH Concepción como para SEDEC, es muy relevante cooperar y aportar en iniciativas que contribuyan al desarrollo de la comunidad, por lo que sin duda este taller de hierbas medicinales y autocuidado es un avance en el trabajo con las personas.

IMG_6272

«TPH capacitó a 120 personas de la región»

nota prensaLa Fundación trabajo Para Un Hermano Concepción, gracias a ala ejecución de dos proyectos adjudicados, financiados por el gobierno, con un presupuesto de $220 millones, pudo entregar oportunidades laborales a 120 participantes beneficiados por los ministerios del Trabajo y Desarrollo Social. Más del 60% ya están en el mundo laboral.

Nota completa en Diario EL Sur

TPH Concepción aporta a la empleabilidad del Gran Concepción con certificación en oficio de 90 hombres y mujeres

ceremonia1En Concepción, 90 hombres y mujeres desempleados compartieron el sueño de obtener un empleo decente y permanente, de los cuales un 60% ya se encuentra inserto en el campo laboral. Para lograr su anhelo estos/as soñadores/as participaron de los cursos de capacitación en oficio en el marco del Programa de Servicios Sociales, financiado por el Gobierno de Chile, a través del Ministerio del Trabajo y en la línea que beneficia a personas del Sistema Ingreso Ético Familiar y Chile Solidario, en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Social.

La ceremonia de certificación en oficios, de los y las participantes del Programa de Servicios Sociales, ejecutados este año por Fundación Trabajo Para Un Hermano Concepción, contó con la participación del Seremi del Trabajo y Previsión Social, Edmundo Novoa, autoridades de municipios del Gran Concepción, Directores y miembros de la Fundación, quienes acompañaron con entusiasmo y alegría a los egresados/as en ésta última etapa del programa.

IMG_5533Para el Seremi Edmundo Novoa, los proyectos de esta línea, solo buscan potenciar la empleabilidad tanto local como regional, mencionó que;

“Llegar al término de un proceso como este, refleja los frutos de todo el esfuerzo que han hecho todos los participantes del proyecto, es una satisfacción tremenda para nuestro actual gobierno, debido a que el enfoque del ministerio del trabajo apunta a fomentar políticas que aumenten el trabajo en la región y que mejoren la empleabilidad “

Gracias a estas políticas que buscan mejorar las oportunidades de empleo, es que TPH Concepción con la ejecución de dos proyectos adjudicados, en el marco del Programa de Servicios Sociales, entregó oportunidades laborales a 90 participantes beneficiados por el Ministerio del Trabajo y el Ministerio de Desarrollo Social, y más de un 60% de ellos/as ya están insertos en un puesto de trabajo.

florenciaEs así como Florencia Cartes, participante del curso de Asistente de ventas del Retail, ya está trabajando, y su vida ha dado un giro radical:

“A mí este curso de capacitación me cambió a mil la vida, descubrí habilidades que pensé que no tenía, me di cuenta que podía ser más tolerante, que era capaz de trabajar en equipo y que podía aprender las cosas. Y ahora con este trabajo que tengo, me siento feliz, bonita y una mujer inteligente, con esta platita que gano puedo disfrutar con mi familia, con mis hijos, puedo comprarles zapatillas nuevas, invitarlos a tomarse un helado y también puedo tener mi espacio fuera del hogar”

En Concepción, los cursos de oficios de Operador en Servicios de Alimentación, Asistente de Atención al Cliente Polifuncional, Administrativo de Bodega, Manipulación en Alimentos y Asistente de ventas de Retail, constaron de 260 horas y los de la línea Chile Solidario de 215 horas. Estas capacitaciones que finalizaron en octubre, estuvieron acompañadas de intermediación e inserción laboral en las empresas en convenio con TPH Concepción.

Para TPH Concepción, el Ministerio del Trabajo y Desarrollo Social fue muy importante acompañar a los y las participantes en este camino de esperanza y superación, en donde el gran objetivo es insertar al 100% de los egresados/as en el campo laboral.