FUNDACIÓN TPH TUVO REUNIÓN CON EQUIPO DEL OBSERVATORIO LABORAL DEL BIOBÍO

Con la idea de planificar un mejor 2019, Fundación Trabajo para un Hermano Concepción (TPH) se reunió con el equipo del Observatorio Laboral Biobío, generando un espacio de conversación y retroalimentación en cuanto a la situación productiva y de ocupaciones de la Región.

Durante el encuentro, encabezado por Luis Méndez Briones, coordinador del Observatorio Laboral, junto a Tania Avilés Zúñiga, directora ejecutiva de TPH y Oriana González Iraira, gestora laboral de TPH, se abordaron las brechas existentes entre oferta y demanda de ocupaciones en el mercado del trabajo actual, en grandes grupos ocupacionales, empresas, grupos prioritarios o instituciones, entre otros.

“Para nosotros fue muy importante esta reunión, porque nos permite validar el trabajo que venimos realizando en el área formación. Respecto a los cursos que realizamos, tienen pertinencia a la realidad laboral de la Región, considerando los más demandados y el nivel de empleabilidad. Contar con la información que entrega el Observatorio Laboral, representa una herramienta para seguir proyectando nuestro trabajo futuro, para desarrollar cursos donde las personas que se capacitan puedan encontrar un trabajo en el área en que se forman y puedan insertarse laboralmente en un trabajo dependiente”, comenta González.

Y es que para TPH este Observatorio ejecutado por la Universidad del Bío-Bío con apoyo de BanOTIC, corresponde a una de las fuentes de información más confiables, puesto que se encuentra integrado en la red desarrollada por el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo.

 

Información regional

En ese sentido, el coordinador Luis Méndez es enfático en decir que los datos e  información recogida por ellos y que aporta la pertinencia de la formación, y el vínculo entre vacantes de empleo y buscadores de empleo, corresponden a la nueva Región del Biobío, vale decir,  sin Ñuble. “Llevamos un poco más de un año y medio, por lo tanto, en términos cronológicos este observatorio no llega a su adolescencia. Eso tiene una limitante en términos de que no hay demasiadas estadísticas de la nueva Región. Pero como es una respuesta de implementación, esperamos que estas cosas se vayan resolviendo, porque un observatorio debe quedar para siempre siendo un aporte a la comunidad”, apunta.

El coordinador también se refiere a la realidad actual de los observatorios laborales a nivel nacional. “En nuestras 16 regiones ya hay 13 o 14 observatorios operando. Entonces, también se puede tener una radiografía no sólo del Biobío, sino también del resto del país”, comenta.

A partir de 2019 se realizarán estadísticas y encuestas directas. “Vamos a hacer trabajo de campo. Eso es más caro de hacer, porque requiere una metodología distinta, pero tiene una ventaja que es proporciona la información cuantitativa con mucho más detalle, para que sea más fácil de comparar y analizar. En concreto todo esto lo hemos ido levantando desde una plataforma que es la web del observatorio, ahí aparecen las 70 ocupaciones más demandadas de la Región, a juicio de empresarios y trabajadores”, finaliza Méndez.

 

  FUNDACIÓN TPH CONTRIBUYÓ A MEJORAR EL CLIMA LABORAL DEL JARDÍN INFANTIL PASO A PASITO, A TRAVÉS DE JUNJI

Equipo TPH

La dirección regional de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI), nuevamente confió en la experiencia y profesionalismo de Fundación Trabajo para un Hermano (TPH), para contribuir a fortalecer y mejorar el clima laborar de otro de sus decenas de centros educacionales.

El turno, en esta oportunidad, fue del equipo de trabajo que conforma el Jardín Infantil Paso a Pasito de Hualpén. “Lo que hacemos con este grupo de personas, básicamente, es contribuir a mejorar el clima laboral y el desempeño de cada una de las personas que forman el equipo. Participa la directora, las educadoras, técnicas y auxiliares”, señala Jorge Tagle, coordinador de la iniciativa y fundador de TPH en 1988.

Durante la jornada, se realizaron actividades de integración, reflexión y  bienestar a través de Metodología CEFE, Biodanza, y Arteterapia.  “Para nosotros es súper importante realizar este tipo de programas. Creo que a todas nos ha pasado algo distinto y algo en común también. Veníamos con una expectativa y pensábamos que se iba a abordar de otra forma, pero creo que finalmente el objetivo se cumplió y, sin duda, ha permitido reencontrarnos con nosotras mismas y valorarnos como compañeras. A todas nos va a servir y creo por sus caritas lo demuestran”, apunta Luisa Mena Godoy, directora del jardín Paso a Pasito.

 

                                      

 

ALIANZA FRUCTÍFERA

El vínculo que se ha establecido entre la Junji y TPH, ya suma 3 años. “Principalmente hemos trabajado mucho con Jorge Tagle y equipo por la buena sintonía. Logran conectarse con la realidad de los equipos y su trabajo es bastante pulcro en ese aspecto, focaliza las necesidades y la capacidad de lo que uno requiere. Adaptar los ejercicios mediante el pulso de lo que va pasando”, comenta Lucía Baeza, psicóloga laboral de la Unidad de Promoción de Ambientes Bientratantes de la JUNJI.

Durante este periodo de tiempo, TPH ha trabajado junto a más de 20 jardines infantiles.  “En la Región hay alrededor de 80 jardines y en nuestros tres años hemos llegado a 20. Creemos que se contrata a la fundación, porque nosotros planteamos una metodología pertinente”, indica Tagle.

En relación a los resultados que ha tenido este programa de clima laboral, Baeza dice que “para nosotros es muy importante trabajar con TPH, porque hemos tenido muy buen feedback. Los cambios que nosotros esperamos de los equipos en cuanto a reparaciones, porque tenemos equipos muy dañados, son los adecuados. Tenemos grupos  que tienen problemáticas importantes, entonces este programa da pie para empezar a trabajar eso y fortalecerlo”, finaliza la psicóloga.

GALERÍA DE FOTOS

 

    

 

DÍA INTERNACIONAL DE LA NO VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

A propósito del Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer, que se conmemora todos los 25 de noviembre desde 1981, es importante manifestar  repudio ante todo acto inapropiado que vulnere los derechos de la mujer.

Se trata de un problema social que afecta a todos. Su origen cultural ha permitido que se proyecte como un fenómeno invisible, dañando la integridad, la dignidad y la libertad del género femenino, hasta el día de hoy.

Las mujeres, sólo por el hecho de ser mujeres, viven diversas formas de violencia por parte de sus parejas o de su entorno, que van desde el control hasta la agresión física. Esto, lamentablemente, tiene su justificación en que muchas culturas, incluida la chilena, todavía creen que los hombres tienen el derecho de controlar la libertad de las mujeres.

“Este tipo de violencia es uno de los principales problemas sociales de nuestro país. Se han implementado políticas y campañas tendientes a solucionar esta realidad, sin embargo, no es suficiente. Nuestra herencia del patriarcado está tan enraizada en nuestra sociedad, que para cambiar este tema cultural, se requieren de muchos años”, apunta Oriana González, administradora de empresa y gestora laboral de Fundación TPH Concepción.

Una apreciación con la que concuerda Mauricio Yanchapaxi Jacho, gestor de formación y capacitación de Fundación Prodemu, liderada a nivel nacional por la primera dama del país Cecilia Morel Montes.Los cambios son lentos. No se darán tan rápido como quisiéramos. Estos cambios son tan estructurales que van a demorar entre 80 y 200 años. Es un cambio cultural que no es sencillo. Depende de acuerdos y de transformaciones sociales profundas”, señala.

 

ESCENARIO PREOCUPANTE

Se entiende por violencia de género cualquier acto violento o de agresión, basados en una situación de desigualdad en el marco de un sistema de relaciones de dominación de los hombres sobre las mujeres que tenga o pueda tener como consecuencia un daño físico, sexual o psicológico.

Las amenazas de tales actos y la coacción o privación arbitraria de la libertad, tanto si ocurren en el ámbito público como en la vida familiar o personal, también corresponden a un tipo de violencia. “A veces se critica a las mujeres por el hecho de no salir o no poder identificar la violencia, pero se desconoce que es un proceso muy complicado y difícil. El amor propio, puede salvar a las personas de esta realidad”, complementa Yanchapaxi.

Y aunque se plantea en un escenario complejo y preocupante, de igual forma el tema ha tenido sus avances durante los últimos años. “Hemos avanzado, de hecho, hoy en día se habla del tema, se han creado leyes para protección de la maternidad, corresponsabilidad parental, equidad de género en materia laboral, etc. Pero para seguir avanzando hay que abordar este tema, desde la educación temprana de los niños y niñas. Hay que dejar de lado la educación sexista, distribuyendo roles al interior de la familia, realizando acciones tendientes a modificar la actual división sexual del trabajo, que establece una rígida asignación de roles, acceso a carreras científicas, técnicas y que todas las áreas se abran a las personas por sus capacidades, no por su género”, agrega González.

De acuerdo a lo que se espera para erradicar este tipo de prácticas machistas, Mauricio señala que “ahora dentro de lo que se está promoviendo destaca una nueva visión de tratar a las personas. Tratarlos como un ser humano y una persona con derechos. Se espera que en un futuro se deje de hablar de masculinidades y feminidades”.

 

REALIDAD LABORAL DE LAS MUJERES EN LA REGIÓN DEL BIOBÍO

En la Región del Biobío, el 51% de la población son mujeres. En el plano laboral, la especialista de Fundación Trabajo para un hermano, quienes desde 1988 han contribuido al desarrollo local, al emprendimiento y a la inserción laboral de hombres y mujeres de la zona, comenta que “si somos más mujeres eso debería también reflejarse en altas tasas de empleo, pero resulta que ahí solo tenemos el 41% de participación, contra el 59% de los hombres. Otro ejemplo de la exclusión laboral es que los Jóvenes Nini, en la Región alcanzan aproximadamente a un 30%, pero de ese porcentaje el 60% corresponde a mujeres. Eso es un claro acto de violencia”.

Además, la gestora laboral se refiere a la desigualdad en temáticas de sueldos. “Si nos vamos al caso de los sueldos, resulta que los hombres ganan un promedio del 16% más que las mujeres, en tanto, ahí se manifiesta la violencia. Donde ya es extremo es para las mujeres rurales, las mujeres indígenas, donde sus posibilidades de desarrollo se ven limitadas por temas de falta de acceso a la educación, lo que da como resultado que tengan bajas opciones a un empleo remunerado”, concluye.

Para erradicar la violencia contra las mujeres, el Estado ha focalizado sus esfuerzos en la prevención con campañas nacionales y en la formación de monitoras y monitores a nivel local. Para la atención de las mujeres que viven violencia están los Centros de la Mujer, las Casas de Acogida, los Centros Atención Reparatoria a mujeres víctimas de agresiones sexuales. Para los hombres están los Centros para Hombres que Ejercen Violencia de Pareja.

Cursos “Auxiliar de Nutrición y Dietética” y “Auxiliar Administrativo en Tics” recibieron sus certificaciones en emotiva ceremonia

La emotividad, si duda, fue la gran protagonista en la Ceremonia de Certificación de los curso “Auxiliar de Nutrición y Dietética” y “Auxiliar Administrativo en Tics”, que ejecutó Fundación Trabajo para un Hermano Concepción (TPH) en 2017, gracias al aporte del Programa Capacitación en Oficios, impulsado por el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence).

Las y los participantes, finalmente, recibieron sus diplomas, tras haber cumplido con todas las etapas exigidas durante el proceso de capacitación, vale decir, quienes finalizaron con éxito sus fases lectivas y sus posteriores prácticas laborales.

Auxiliar Administrativo en Tics, jornada tarde.

Auxiliar Administrativo en Tics, jornada mañana.

Auxiliar de Nutrición y Dietética, jornada tarde.

Auxiliar de Nutrición y Dietética, jornada mañana.

 

La cita, que se realizó el viernes recién pasado, en el hotel Wyndham Garden Concepción, dio por finalizado el proceso de capacitación de todas y todos los participantes que pasaron por TPH, para abrir paso a un nuevo camino en sus vidas, a partir del trabajo y la inserción laboral.

Carlos Jara, seremi del Trabajo Biobío.

En ese sentido, Carlos Jara, seremi del Trabajo de la Región del Biobío, quien fue testigo de esta jornada solemne, destacó la importancia de este tipo de iniciativas, que van en beneficio directo de personas que buscan mejorar sus condiciones laborales. “Es emotivo ver cómo tanta gente se supera y sale adelante gracias a estos programas, porque uno ve a muchas otras personas que si no tienen posibilidades de capacitarse, lamentablemente, van quedando rezagadas. Es importante el aporte de Fundación Trabajo para un Hermano, pero tampoco hay que olvidar el aporte que hace el Sence. Estoy muy contento con esta ceremonia y ojalá haya muchas más”, comentó la autoridad regional.

 

Iván Villagrán, jefe de gabinete de la Gobernación Provincial de Concepción.

Iván Villagrán, jefe de gabinete de la Gobernación Provincial de Concepción, también participó de esta certificación. “Estas ceremonias incentivan a que las personas puedan seguir estudiando y puedan seguir capacitándose, porque esos son las dos cosas fundamentales para tener más oportunidades en la vida. Espero que sigan así. Estas instancias tienen que repetirse año a año para que más personas puedan estar en este lugar”, señaló.

 

 

 

TRABAJO COLABORATIVO

Tania Avilés, directora de TPH Concepción.

Durante el acto de certificación, Tania Avilés, directora de TPH Concepción, hizo notar el compromiso de esta institución sin fines de lucro, con la comunidad. “Nos sentimos profundamente comprometidos con el desarrollo de hombres y mujeres que buscan crecer tanto en lo personal como en lo laboral, para alcanzar una mejor calidad de vida. Ya son 30 años de presencia en la Región del Biobío, contribuyendo en hacer realidad estos sueños”, indicó.

En cuanto a cifras, es válido mencionar que en los últimos 3 años, Fundación TPH Concepción ha capacitado a 613 personas, de la cuales 223 han sido insertadas laboralmente. “En particular durante el año 2017, se realizaron 4 cursos del programa Capacitación en Oficios. Dos corresponden a ‘Auxiliar de Nutrición y Dietética’ y otros dos a ‘Auxiliar Administrativo en Tics’, llegando a 191 postulaciones, lo que dio como resultado la participación de 90 personas dispuestas a adquirir nuevos conocimientos y a aprender nuevas herramientas, para alcanzar mejores opciones de trabajo. De este número de personas, alrededor de un 40% ya está inserta laboralmente”.

Según las autoridades regionales, sólo el trabajo colaborativo hace la diferencia cuando se trata de mejorar la calidad de vida de las personas. “En este caso todos debemos trabajar en estas instancias, el Gobierno, las empresas, las fundaciones y las personas. Es importante en que la capacitación y la educación estén al alcance de todos”, sostuvo.

Carlos Jara, seremi del Trabajo Biobío.

Algo que comparte el seremi del Trabajo. “Sólo la unión de lo público y lo privado es lo que va a permitir que muchos compatriotas salgan de este nivel de necesidad y de pobreza, en que muchos compatriotas desgraciadamente se encuentran. Para el gobierno es un orgullo saber que todas estas personas han logrado ese punto de apoyo. Como estas actividades, ojalá haya muchas en todo el país, porque eso va a ser un Chile mejor, que es lo que buscamos”, señaló.

 

ALEGRÍA Y GOZO

Carlos Jara, Digna Urrea y Tania Avilés.

Ante el orgullo de sus familiares, las y los protagonistas de esta jornada, recibieron con gozo sus certificados. “Agradezco al Sence por financiar este tipo de programas y a Fundación TPH por entregarme todos los conocimientos y la técnica para lograr mi estabilidad laboral”, dijo Digna Urrea, participante del curso “Auxiliar de Nutrición y Dietética”, en representación de sus compañeras y compañeros que participaron en cursos de TPH, en 2017.

Pero la alegría, sin duda, la aportó la Tuna Femenina de la Universidad de Concepción, quienes con sus sonidos y cantos, lograron de esta jornada, una celebración más íntima y animada.

Tuna femenina de la Universidad de Concepción.

Tuna femenina de la Universidad de Concepción.

Tuna femenina de la Universidad de Concepción.

 

GALERÍA DE FOTOS

 

                                       

TPH INICIA UNA NUEVA LÍNEA DE ACCIÓN SOLIDARIA PARA AYUDAR A HAITIANOS

La realidad de los más de 250 inmigrantes haitianos que hoy residen en Barrio Norte de Concepción, se torna cruda cuando se mira de cerca.

Sin embargo, la lucha diaria de este grupo de extranjeros por lograr la estabilidad económica y social en un país totalmente ajeno al suyo, no cesa ni siquiera con las limitaciones que, en la mayoría de los casos, les presenta el idioma.

Y es que la ayuda de los vecinos del sector ha sido fundamental para sobrellevar de una manera más amena las consecuencias de la inmigración.

En ese contexto, el equipo de Fundación Trabajo para un Hermano (TPH) ha querido sumarse al apoyo vecinal y atender esta problemática social, iniciando una nueva línea de trabajo solidario, que va en favor de enseñar español a haitianos radicados en Concepción, para aportar a su inserción social.

 

 

¿Qué hacemos?

 De acuerdo a nuestra misión, fomentamos el aprendizaje del idioma español a inmigrantes haitianos que llegan a nuestra ciudad en búsqueda de nuevas oportunidades laborales, aportando con compromiso y excelencia de lecciones significativas para  mejorar sus condiciones de vida.

 

 

¿Quiénes pueden participar?

Pueden recibir clases gratuitas de español todos los inmigrantes haitianos que han llegado hasta Concepción en búsqueda de superación.

 ¿Cómo y cuándo participar?

Los interesados pueden inscribirse para recibir clases gratuitas en nuestra casa, ubicada en Juan de Dios Rivera 1364, Barrio Norte. Las jornadas se están realizando todos los sábados, de 16 a 18 horas.

 

 

 

 

MIRADA A FUTURO

Como fundación no sólo nos interesa insertar socialmente a nuestros vecinos inmigrantes, sino que en un futuro no lejano, también nos importa aportar a su inserción laboral. Para hacer realidad este sueño y llevar a cabo de una manera más seria y profesional este plan piloto, hemos querido generar redes de colaboración con diferentes actores locales.

En ese contexto, nuestra primera mesa de trabajo contó con la participación de 11 actores sociales.

  • Marta Cortés del Ministerio de Desarrollo Social
  • Ernest Noel de Cesfam Tucapel
  • Javier Lara de Seremi Salud
  • Aileen Calzadilla del Comedor Capilla C. Peregrino Sta. Sabina
  • Álvaro Benavides de FONASA
  • Blanca Costa de Vicaría Pastoral Social
  • Erna Ugarte TPH
  • María Cristina Huerta de Dirección del Trabajo
  • Patricia Concha de Seremi Educación
  • Claudia Pino Cruz de Seremi de la Mujer
  • Maryorie Nelson de Organización de Venezolanos

 

 

¿Cómo colaborar con este proyecto solidario? 

En Fundación Trabajo para un Hermano Concepción estamos dispuestos a recibir la colaboración de quien desee aportar a la iniciativa. Estamos abiertos a ampliar nuestra red de contactos con el fin mayor de ayudar a nuestros vecinos inmigrantes. Pueden escribirnos a contacto@tphconcepcion.com

 

COMPROMISO REAL

 

Fenel Edmond

 

 

Nuestro compromiso con los inmigrantes haitianos busca ser constante. De hecho, el 20 de agosto pasado, quisimos acompañar a nuestro vecino Fenel Edmond, ingeniero informático, al programa Cuestión de Análisis de Radio UdeC, para hablar sobre las principales limitaciones que afectan a sus compatriotas radicados en Concepción.

 

 

 

*Para escuchar el programa completo debes hacer clic en la siguiente foto y seleccionar fecha 20 de agosto de 2018.

 

Fundación Trabajo para un Hermano cumple 30 años de transformación social

Equipo TPH 1997

La historia de Fundación Trabajo para un Hermano Concepción, a 30 años de su inicio, se cuenta con orgullo. El paso del tiempo parece no intervenir en el espíritu idealista y de transformación social con el que Jorge Tagle cimentó esta idea en agosto de 1988, como una manera de hacer realidad los sueños de personas en busca de superación.

El mentor del espacio, que hoy se enfoca en la capacitación, quiso embarcarse en este proyecto con la finalidad de recaudar fondos para apoyar a emprendedores. Y fue tal el impacto que causó, que los resultados no tardaron en llegar. Mediante su gestión, Tagle logró  proyectos de colaboración con agencias internacionales como la Obra episcopal de la Iglesia Católica Alemana (Misereor). Además, durante su período de funcionamiento se entregó asistencia crediticia a 2000 iniciativas de microemprendimiento.

“Comenzamos bajo el alero del Arzobispado de Concepción, recopilando dinero después de la visita del papa Juan Pablo II, porque yo llegué de Santiago motivado por la Vicaría de la Pastoral Obrera, que ya no existe. Ahora se llama Pastoral del Trabajo. Pero antes la iglesia era más popular, trabajaba con la gente. Así le propuse formar la campaña Trabajo para un Hermano, siguiendo la experiencia de una fundación que ya estaba constituida en Santiago, con el mismo nombre. Nosotros éramos una franquicia solidaria de esa”, recuerda el economista y máster en metodología CEFE (Competencia como base de la Economía a través de la Formación de Emprendedores).

Firma constitución Fundación TPH Concepción en 1991

 

Y no fue hasta 1991 cuando se constituye finalmente en dependencias del Arzobispado de Concepción, la Fundación Trabajo para un Hermano Concepción. “Todos engancharon con la idea y todo el trámite se dio de manera muy ágil. Con la iglesia formamos la fundación y en ese tiempo prestamos plata generalmente a personas de parroquias o derivadas a ellas que requerían de dinero para algún emprendimiento”, cuenta el también facilitador de Biodanza.

 

 

Equipo mujeres TPH 1997

 

Equipo hombres TPH 1997

 

Inauguración Casa TPH Concepción en 2003

 

UN PASO MÁS

Pero la institución sin fines de lucro, que suma 30 años contribuyendo al desarrollo local, al emprendimiento y a la inserción laboral de hombres y mujeres de la Región, no estuvo exenta de cambios. Las circunstancias y el paso del tiempo obligaron a que TPH generara modificaciones en su enfoque. “Hay ciertos programas, intervenciones y apoyos que simplemente fuimos dejando de lado, porque otros empezaron a hacerlo mejor.  Antes el tema de los créditos no existía. Después se forma el Banco del Desarrollo, que fue el primero que instaló una banca de microempresa. Entonces, cuando empezó a crecer eso, creímos que no tenía sentido que siguiéramos prestando plata, cuando la gente podía ir al banco, así que ahora nos hacemos cargo de otras necesidades”, indica Tagle.

Actualmente la fundación se dedica al desarrollo de aprendizajes significativos y capacidades de emprendimiento en personas y comunidades que buscan mejorar sus condiciones de vida. “Como institución lo que más nos importa es la persona. La fundación tiene una característica que es una organización de enseñanza. Hay mucho movimiento de profesionales con ganas de aportar con nuestro trabajo a construir una mejor sociedad”, señala Tania Avilés, actual directora de TPH.

 

Asistentes Cuidadoras para personas en situación de dependencia 2017

 

Auxiliar de nutrición y dietética, 2017

 

TESTIMONIOS VALIOSOS

María Fierro, miembro del directorio TPH

Y es que las oportunidades que esta institución entrega a las personas y comunidades son amplias. Bien lo sabe María Fierro, quien golpeó la puerta de la institución  como jefa de hogar en 2002, y hoy, 16 años después, entra cada día como miembro del directorio. “Vine en busca de oportunidades porque quedé sin trabajo y oí de la fundación. Cuando toqué la puerta, me recibieron con un café y un abrazo. Hoy llevo 15 años aquí trabajando como miembro del directorio”, cuenta.

Otra testigo del trabajo que aquí se realiza es Marcela Gutiérrez, quien postuló a uno de los cursos de TPH “Auxiliar en nutrición y dietética”, que consta de tres meses de clases presenciales y tres meses de práctica laboral.

La participante de este curso financiado por el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence), recuerda con aprecio todo lo que aquí aprendió. “Me enseñaron conocimiento, es cierto. Me enseñaron a ser más profesional en la cocina, pero lo que más rescato de mis profesores es que me ayudaron a ser una mejor persona y a valorarme como mujer primero que todo”, complementa, quien realizó su práctica laboral en el Sanatorio Alemán hasta abril de este año y hoy se encuentra trabajando como ayudante de cocina en la cafetería de la Federación de Estudiantes de la Universidad del Bío-Bío.

 

30 AÑOS DE TRANSFORMACIÓN SOCIAL

Equipo TPH 2018

 

Con su foco puesto en las personas y las comunidades, este espacio ubicado en Barrio Norte, ha sabido permanecer en la escena regional gracias a un trabajo constante y desinteresado. “Yo creo que se debe al compromiso. Jorge Tagle nos regaló esta posibilidad de poner a disposición nuestro trabajo y a desarrollar nuestras habilidades blandas. Para nosotros es fundamental la persona en el ámbito de formación y de práctica laboral. La alegría más grande como equipo es saber que las personas están trabajando y permanecen en sus puestos”, apunta Avilés.

 

Equipo y directorio TPH

 

Finalmente para Tagle es importante mantener este tipo de espacios, porque “siempre hay cosas donde nosotros podemos hacer un aporte. Por distintos motivos, no surge otra gente que lo haga. En Chile son  contadas las personas que hacen esto y siento que nosotros podemos estar ante esas necesidades de la gente”, concluye.

 

DIARIO EL SUR DESTACA LOS 30 AÑOS DE TPH

(Hacer clic  en la foto para leer nota completa)

Diario El Sur

 

 

DIARIO LA ESTRELLA DE CONCEPCIÓN DESTACA LA SEMANA DE ANIVERSARIO DE TPH

Diario La Estrella Concepción

 

 

María Cecilia Gómez: Participante curso “Auxiliar administrativo en TIC’s”

En el marco del “Programa Capacitación en Oficios 2018 – SENCE, Gobierno de Chile” ejecutado por Fundación Trabajo Para un Hermano Concepción, compartimos el testimonio de una de las participantes del curso “Auxiliar administrativo en TIC’s”.

María Cecilia Gómez es una de las protagonistas que ha pasado por nuestra Fundación con el fin único de cambiar su vida gracias a la capacitación en un oficio que le permita la inserción laboral materializada en un puesto de trabajo digno y estable.

Mientras realizaba su práctica en NUTRISERV de la comuna de Talcahuano, María Cecilia nos entregó su testimonio de lo que fue su experiencia a lo largo del proceso.

Mira su entrevista haciendo click aquí.

Enite Faustin: Participante curso “Auxiliar en Nutrición y Dietética”

En el marco del “Programa Capacitación en Oficios” ejecutado por Fundación Trabajo Para un Hermano Concepción y financiado por Sence, compartimos el testimonio de una de las participantes del curso “Auxiliar en Nutrición y Dietética” iniciado en noviembre de 2017.

Enite Faustin es una de las protagonistas que ha pasado por nuestra Fundación, con el fin único de cambiar su vida gracias a la capacitación en un oficio que le permita la inserción laboral materializada en un puesto de trabajo digno y estable.

La joven haitiana de 29 años llegó a Chile en búsqueda de mejores condiciones de vida y de un trabajo que le permita reunir dinero para enviar periódicamente a su madre y a su pequeño hijo, que quedaron en su natal Haití.

en

Una mala experiencia laboral en nuestro país abrió los ojos de Enite y, gracias al apoyo de Fundación TPH y Sence, se atrevió a realizar el curso de “Auxiliar en Nutrición y Dietética”, pues, comprendió que la capacitación en un oficio le daría mayores oportunidades de encontrar un empleo más digno, estable y protegido.

Tras varios meses de capacitación superados de buena forma, visitamos a Enite en su centro de práctica laboral en Clínica Bío-Bío en Talcahuano. Esa sonrisa ancha, felicidad de tiempo completo y discurso optimista, nos deja entrever que se encuentra mejor que nunca.

Te invitamos a revisar su emotiva entrevista haciendo click sobre la imagen:

enite 1