1

Programa “Capacitación en Oficios”: TPH da inicio a curso “Auxiliar en Nutrición y Dietética”

 

En el curso conformado por 20 entusiastas mujeres de diferentes edades, destaca la inclusión de Enite Faustín, proveniente de Haití con la ilusión de mejorar sus condiciones de vida en nuestro país.

Tras un extenso proceso de selección que convocó a más de 130 interesadas, finalmente se dio el vamos al curso Auxiliar en Nutrición y Dietética -jornada mañana- en dependencias de la Fundación.

Erna Ugarte, Directora Ejecutiva de TPH dio la bienvenida a las participantes y las instó a no claudicar en su propósito de capacitarse en el oficio para posibilitar y facilitar su incorporación al campo laboral.

“Aquí la gente llega a capacitarse porque quiere trabajar. El compromiso nuestro es que ustedes identifiquen sus propias capacidades y nosotros las vamos a ayudar a que las refuercen para que se inserten en el mundo del trabajo. Estamos convencidas de que el trabajo dignifica a las personas y esa es nuestra apuesta”, detalló Ugarte.

Por su parte, una de las protagonistas, Enite Faustín de 29 años, dejó su natal Haití con la esperanza de una mejor vida tras recibir comentarios de que Chile era un país de oportunidades para las y los extranjeros. Hace un año y cuatro meses aterrizó en Santiago, donde tuvo trabajos esporádicos que no le garantizaron mayor bienestar. Hace unos meses llegó a Concepción y su situación no mejoró tanto más, motivo por el cual decidió inscribirse en este curso y de esa forma “aprender más para tener mayores posibilidades de encontrar un trabajo estable”.

IMG_9277

“Allá en mi país las cosas están más complicadas, así que vine a Chile buscando una vida mejor. Mi sueño –con este curso- es aprender más, trabajar un tiempo acá y volver a Haití para ayudar a la gente”, agrega recordando a su pequeño hijo que dejó con su abuela y con la promesa de volver a estar juntos algún día en el país centroamericano.

Pese a la adversidad, malos tratos y racismo del que ha sido víctima, Enite no se desanima, ya que pese a la hostilidad de algunos, ha conocido personas buenas que la han acogido y apoyado desde su llegada a suelo nacional.

Sonia Luna es otra de las integrantes del curso. Divorciada y viviendo con su hija en el tradicional sector de Barrio Norte en Concepción, optó por este programa como un desafío personal “porque tengo muchas ganas de prepararme en un oficio para no seguir teniendo trabajos informales”. “Con el certificado en mis manos me sentiré mucho más cerca de cumplir mi sueño de trabajar en una clínica u hospital”, agregó.

Respecto a la duración del curso, éste contempla 350 horas en su etapa de capacitación y 200 horas de práctica laboral. Forma parte del programa “Capacitación en Oficios” de Sence y es desarrollado por Fundación Trabajo para un Hermano Concepción.

portada casa abierta

Fundación TPH realiza exitosa primera versión de su evento de “casa abierta”

“TPH Abre sus Puertas” fue la instancia dirigida a instituciones públicas, empresas y centros de práctica, propicia para dar a conocer el modelo educativo y de inserción laboral desarrollado en Fundación Trabajo para un Hermano y, que han posibilitado el acceso al mundo del trabajo dependiente a más de 350 personas en los últimos cinco años.

La intersectorialidad que confluyó en el evento desarrollado en dependencias de la  Fundación en Concepción, fue reconocida como el principal factor de éxito de la iniciativa, pues congregó, entre otros, a representantes del Gobierno Regional, Dirección del Trabajo, SernamEG y del Observatorio Laboral de la Universidad del Biobío.

Empresas del rubro de alimentación, retail, transporte y enfocadas en el cuidado de adultos mayores, que reciben practicantes y contratan personas capacitadas en la institución, también se dieron cita para conocer los modelos educativo y de inserción laboral que han permitido a Trabajo para un Hermano la capacitación de más de 800 personas en diez oficios desde 2012 a la fecha.

De igual forma, el evento posibilitó a los presentes, además de escuchar experiencias de exparticipantes, entregar sus apreciaciones para reforzar dichos modelos y sugerir qué oficios demandaría el mercado laboral en el corto plazo, todo, enmarcado en los valores de TPH -mejora continua, transparencia y trabajo en equipo, entre otros-, significativos para el desarrollo de estas iniciativas.

El “Programa Servicios Sociales” de la Subsecretaría del Trabajo y programas “+Capaz” y “Capacitación en Oficios” de Sence, son las fuentes de financiamiento de TPH para la ejecución de cursos como Manipulación de Alimentos, Vendedor Integral, Administrativo de Bodega, Cuidadora de Adulto Mayor, Auxiliar Administrativo en TIC’s y Auxiliar en Nutrición y Dietética.

 

 

Camila Arias Vendedora Integral Chillán

Relatos de la Semana: Camila Arias | Curso Vendedor/a Integral – Chillán

El curso ha sido una vía de escape a sus problemas familiares y el lugar donde logra desentenderse de lo crudo y ser feliz al menos por unas horas, confiesa de entrada la oriunda de Chillán Viejo.

Y es que a sus 27 años, está enfrentando una delicada situación. Hace algunas semanas su pareja tuvo un grave accidente de tránsito, su hermana atraviesa un complicado estado de salud y su madre debió someterse a una operación. Pese a todo, su sonrisa característica no desaparece y a diario se arma de fortaleza para cumplir con su capacitación y para que Martín, su pequeño hijo de dos años, la vea bien, “entera”.

El accidente de su pareja puso en jaque su permanencia en el curso Vendedor/a Integral, sin embargo, el respaldo de Fundación Trabajo para un Hermano y el masivo apoyo de sus compañeras, la animaron a seguir adelante.

De momento, ella ha respondido con creces durante los casi dos meses de capacitación, y cómo no, si sus principales motivaciones son “crecer como persona para desenvolverme en la vida de manera independiente y para darle un mejor presente y futuro a mi hijo, que es mi principal adoración”.

Sobre su vida laboral, la también técnico en educación diferencial se desempeñó por casi cuatro años en un colegio, hasta su renuncia. Luego de ello se enteró que estaba embarazada y se dedicó a las costuras que confecciona y comercializa en su casa, actividad importante para mantenerse económicamente hasta que encuentre trabajo como vendedora “en una tienda grande donde vaya mucha gente”, manifiesta.

Para alcanzar la inserción laboral comprometida en este programa, antes Camila debe sortear con éxito la fase lectiva y práctica laboral… y así ha sido gracias a la buena experiencia que ha significado en todo ámbito. “Ha sido entretenido y difícil a la vez, porque había perdido el ritmo y la rutina del estudio, pero el grato ambiente que existe con los facilitadores, coordinadores de TPH y compañeras, ha simplificado las cosas. Están conmigo en todo momento y eso me motiva a venir con ánimo”, apunta.

Ejemplo de la amena relación que existe en el curso, se grafica en un episodio que la conmovió y del que estará eternamente agradecida. Y es que tras el accidente de su pareja, sus compañeras se unieron y organizaron un bingo a beneficio con el fin de reunir fondos, útiles para paliar algunos gastos. “Es muy valorable lo que ellas hicieron porque llevamos poco tiempo conociéndonos. Me siento muy querida y apoyada”, señala con alegría.

Finalmente, reconoce que módulos como “Caja Registradora”, “Marketing Visual” y “Competencias Técnicas” son, a su parecer, algunos de los más útiles de cara a su futuro desempeño como vendedora integral.

Cabe mencionar que esta iniciativa desarrollada por Fundación Trabajo para un Hermano Concepción es financiada por el “Programa Servicios Sociales, Subsecretaría del Trabajo – Gobierno de Chile”.

 

 

Carolina Aedo

Carolina Aedo Riveros: Egresada curso “Auxiliar Administrativo en TIC’s”

Carolina Aedo Riveros es egresada del curso “Auxiliar Administrativo en TIC’s”, desarrollado por Fundación Trabajo para un Hermano Concepción y financiado por el Programa “Capacitación en Oficios” de Sence.

Gracias a su esfuerzo y motivación, tras el curso y práctica ella alcanzó la inserción laboral materializada en un contrato de trabajo en DUOC-UC sede Concepción.

Te invitamos a conocer cómo es la renovada vida laboral de Carolina…

Inés Garrido manipulación conce

Relatos de la Semana: Inés Garrido | Curso Manipulación de Alimentos – Concepción

“Postulé a este curso porque me entusiasma aprender cosas nuevas en un rubro en el que no he trabajado nunca”, inicia su relato Inés Garrido, oriunda de Talcahuano y que de manera intermitente ha estado 39 años desempeñando labores en diversos oficios, siendo uno de ellos aquel relacionado con la mantención de máquinas de comida rápida, como freidoras y máquinas de helado. Sin

En una empresa pesquera inició su carrera. En ese lugar estuvo doce años y ejerció como garzona, cajera y hasta llegó a ser administradora. Quedó embarazada y cesante por tres años. Volvió al trabajo en labores de niñera. Años más tarde y por “cosas de la vida”, debió hacerse cargo de sus nietos, Luis de ocho años y Martina de cuatro, lo que la llevó a poner un alto en su dilatado historial… hasta ahora, ya que “gracias a mis redes de contacto tengo personas que cuidan a mis niños mientras estoy en TPH”.

Con el curso Manipulación de Alimentos, iniciativa financiada por el “Programa Servicios Sociales, Subsecretaría del Trabajo – Gobierno de Chile”, Inés sumará una nueva experiencia en el mundo del trabajo. Conseguirlo sólo depende de ella y de momento ha respondido en su etapa de capacitación iniciada hace ya un mes y medio.

“Hasta el momento mi experiencia ha sido muy buena. Entré con una idea completamente diferente. Pensé que sería tan fácil como pelar una papa, pero no es así. Es un curso muy completo que abarca todas las áreas del oficio y los facilitadores son muy buenos, tienen mucha capacidad, te explican todas las veces que sea necesario… enseñan con el corazón”, enfatiza la porteña.

“Prevención de Riesgos, Nutrición e Higiene y Competencias Técnicas del Oficio” han sido los módulos que más le han gustado, incluyendo un “tema” que por años ha sido una piedra en su zapato. “Computación. Yo ni siquiera sabía prender uno y ahora ya sé muchas cosas”, relata orgullosa.

De igual forma destaca el módulo Habilitación Laboral, “porque nos está fortaleciendo y dando la confianza para llegar con mayor seguridad al trabajo”.

Sobre sus proyecciones de cara al futuro, Inés está expectante y decidida a alcanzar la inserción laboral. “Sé que TPH asegura la práctica y ayuda con la búsqueda de empleo, así que eso es una preocupación menos. Mi meta es trabajar con contrato indefinido y en un lugar grande, como el Casino Marina del Sol”.

María José Cárdenas

Relatos de la Semana: María José Cárdenas | Curso Vendedor/a Integral AM – Concepción

Frustrada por no encontrar trabajo, la joven María José Cárdenas decidió postular al curso Vendedor/a Integral, desarrollado en Concepción por Fundación Trabajo Para un Hermano y financiado por el “Programa Servicios Sociales, Subsecretaría del Trabajo – Gobierno de Chile”.

Cuando fue notificada por parte de TPH que había sido aceptada en el curso, ella no lo podía creer, pues habían pasado algunos días y la esperanza ya flaqueaba. De igual forma, el sentimiento de felicidad no se hizo esperar y la convicción por cambiar su vida… tampoco.

Con sólo 24 años, la lotina llevaba varios meses buscando trabajo. Por aquel entonces, pasaba sus días dedicada a labores de hogar a la espera de una oportunidad, que finalmente llegó de la mano del Programa Servicios Sociales. “Entre tantas personas quedé yo, así que tengo que aprovechar esto al máximo. Mi principal motivación es dedicarme al oficio en que me estoy capacitando. Me gustaría trabajar en una tienda grande”.

Ya, a un mes del inicio del curso, María José reconoce que su motivación continúa a tope e incluso más que al inicio del proceso. “La verdad es que han sido unas semanas excelentes, porque los facilitadores explican súper bien, muy detallado todo. Se preocupan mucho por nosotros y lo más importante, nos capacitan para trabajar”.

“Acá en TPH se explica hasta que se entiende y siempre sacan lo mejor de una. Las falencias no te las restriegan, al contrario, se busca la forma para mejorar, y lo bueno lo refuerzan. Es ‘bacán’”, agrega con entusiasmo.

Tan próspero ha sido el andar de María José que de momento no ha tenido mayores complicaciones, y respecto a los módulos que ha cursado, reconoce aquellos que le han permitido desarrollar sus habilidades blandas, manifestando que “en todo trabajo esto es útil. Te ayudan a formar mayor carácter, a expresar de mejor manera lo que sientes y a mantenerte estable en momentos críticos”.

De igual forma, reconoce el aporte de otros módulos como Computación, Orientación Laboral y de otros más técnicos del oficio, como Introducción al Retail y Marketing Visual.

De momento todo va viento en popa y tranquilo para ella, en gran parte gracias a la buena relación que ha entablado con su curso y por todo el respaldo brindado por la Fundación. “Sé que las cosas me van a resultar porque así me lo propuse. En TPH te ofrecen todas las facilidades para llegar hasta el final”.

 

Patricio Saavedra Manipulacióm de Alimentos Concepción

Relatos de la semana: Patricio Saavedra | Curso Manipulación de Alimentos – Concepción

Bendito seas entre todas las mujeres, y cómo no serlo, si Patricio es el único hombre entre 19 mujeres. El paso de las semanas han dejado atrás los nervios y cohibiciones iniciales. Hoy, él se siente muy a gusto e integrado en su curso.

Nacido, criado y radicado en la comuna-puerto de Coronel, durante su vida laboral se ha desempeñado en un sinfín de trabajos y oficios. Fue carabinero pero pidió su baja voluntaria, trabajó de guardia de seguridad y se desempeñó en la construcción previo a su ingreso al curso Manipulación de Alimentos.

“Opté por este curso porque me vi en la necesidad de perfeccionarme en un oficio para así tener mejores oportunidades laborales. Además lo estoy haciendo porque siempre me ha gustado esta área y es la mejor oportunidad para mi desarrollo”, manifestó.

LEE TAMBIÉN: Relatos de la Semana: Patricia Contreras | Curso Vendedor/a Integral – Chillán

Sobre ser el único hombre en el aula, Patricio admite que en un inicio fue complicado y que incluso se sintió excluido, situación que se revirtió rápidamente con el correr de los días. “Con el paso del tiempo nos hemos afiatado como curso y nos ayudamos cuando no entendemos algo”, puntualizó.

“Competencias Técnicas del Oficio” a cargo del facilitador y chef Pavel González, es –hasta el momento- el módulo que más le ha gustado. “Es la práctica misma. Es lo que vamos a hacer en nuestros futuros trabajos”, detalló enfático Patricio, que por lo demás registra un 100% de asistencia en estas tres semanas de capacitación.

De igual forma, reconoce la importancia de algunos otros módulos cursados, como “Prevención de Riesgos”, “Nutrición e Higiene” y “Computación”. Si bien éste último le ha reportado algunas dificultades, gracias al apoyo de la facilitadora Cecilia Monroy ha sacado adelante cada una de las actividades.

Patricio asume que el camino hasta alcanzar la inserción laboral aún es largo y sinuoso, sin embargo, sus proyecciones son claras. “Mis metas son terminar el curso y poder trabajar en este rubro porque me gusta mucho”, enfatizó enérgico el participante del curso desarrollado por Fundación Trabajo Para un Hermano Concepción y financiado por el “Programa Servicios Sociales, Subsecretaría del Trabajo – Gobierno de Chile”.

manipulacion

¡Por partida triple! Fundación TPH Concepción inicia tres cursos del Programa Servicios Sociales en la Provincia de Concepción

Tres recepciones ofició el pasado miércoles 14 de junio Trabajo Para un Hermano Concepción, para dar la bienvenida a las y los participantes de dos cursos de Vendedor/ Integral y uno de Manipulación de Alimentos. Este es el noveno año que la Fundación ejecuta el proyecto.

La iniciativa financiada por el “Programa Servicios Sociales, Subsecretaría del Trabajo – Gobierno de Chile”, en su edición 2017 está beneficiando a 60 personas (seleccionadas por TPH entre más de 600 postulantes) provenientes de las comunas de Penco, Talcahuano, Hualpén, Concepción, Hualqui, Chiguayante, San Pedro de la Paz, Tomé, Coronel, Lota y Santa Juana.

En horas de la mañana, 20 participantes del curso “Vendedor/a Integral” (jornada AM) y 20 del curso “Manipulación de Alimentos”, llegaron a sus aulas para la primera sesión de facilitación de un proceso que contempla 300 y 302 horas de capacitación, respectivamente. Durante la tarde, hizo lo propio el curso de ventas jornada PM.

En las instancias, fueron recibidos por el equipo de Fundación TPH que trabajará con el foco puesto en el cumplimiento del objetivo central que es la inserción laboral de las y los beneficiarios.

[RECEPCIÓN CURSO VENDEDOR/A INTEGRAL – jornada mañana]

Erna Ugarte Romero, Directora Ejecutiva de la Fundación, estuvo presente en las tres recepciones para entregar un fraterno saludo e instar a las y los participantes a dar lo mejor de sí, para culminar el programa de manera exitosa y con un puesto de trabajo digno que impacte de manera positiva en sus vidas y en la de sus familias.

“Somos una institución sin fines de lucro que nos inspira colaborar y aportar a la concreción de los sueños de personas y comunidades que por ciertas razones no han podido mejorar sus condiciones de vida, por eso la invitación que les hacemos es a que aprovechen esta instancia, que sean responsables. Quienes quieran trabajar, esta es la oportunidad”, fue el mensaje generalizado de Erna Ugarte.

Patricio Saavedra, participante del curso “Manipulación de Alimentos” no ocultó su felicidad por ser uno de los seleccionados entre más de 600 postulantes. “En este primer día me sentí muy cómodo. Me integré bien pese a ser el único varón en la sala. Estoy muy motivado y espero adquirir las herramientas que me permitan llegar de buena forma al campo laboral”, manifestó el oriundo de Coronel.

Similar apreciación tiene Ángela Mor Flores de Concepción, participante del curso Vendedor/a Integral -jornada tarde- y, quien emprende este desafío con el fin único de conseguir un trabajo estable. “La motivación principal por la que estoy haciendo el curso es poder insertarme laboralmente en una multitienda (…) El primer día ha sido muy bueno, los compañeros y facilitadores muy amables. Me gusta la metodología que tendremos para aprender lo teórico y práctico del oficio”, detalló.

[RECEPCIÓN CURSO MANIPULACIÓN DE ALIMENTOS]

Las íntimas ceremonias de bienvenida incluyeron además diversas dinámicas para que las y los participantes pudieran conocerse entre ellos desde el primer momento.

Cabe mencionar que tras la etapa de capacitación, las y los beneficiarios deberán realizar una práctica laboral de 180 horas, obligatoria para acceder a la certificación en el oficio. Luego de ello, durante la etapa de intermediación laboral, el equipo de Gestión Laboral de TPH orientará y ayudará a las personas a encontrar un empleo estable y resguardado por el Código del Trabajo.

PROGRAMA SERVICIOS SOCIALES

Este programa financiado por la Subsecretaría del Trabajo tiene por objetivo incrementar y fortalecer las competencias de empleabilidad de personas desempleadas a través del desarrollo de un proyecto de formación que culmine con la inserción en el mundo del trabajo.

Los beneficiarios del mismo, deben cumplir con ciertos requisitos, como: ser mayor de edad, estar desempleada/o, no estar cursando una carrera técnica o profesional, no haber egresado del Programa Servicios Sociales en los últimos 5 años y estar inscrita/o en la Bolsa Nacional de Empleo.

[RECEPCIÓN CURSO VENDEDOR/A INTEGRAL – jornada tarde]

pnud

Estudio del PNUD radiografía los aspectos de la desigualdad socioeconómica en Chile y detecta 6 focos en los que trabajar para disminuirla

Desiguales: Orígenes, cambios y desafíos de la brecha social en Chile” es el nombre del libro en que en poco más de 400 páginas, el Programa de las Naciones Unidades para el Desarrollo (PNUD) presenta un análisis que profundiza sobre “seis nudos” que han influido en la desigualdad socioeconómica de Chile en las últimas décadas y cómo éstos, pueden revertirla.

En el contexto de la campaña para las próximas elecciones presidenciales, y la realidad del día a día que las estadísticas y promedios suelen soslayar, nos parece relevante compartir el estudio del PNUD que invitamos a revisar en extenso en nuestro Centro de Documentación —-> DESCARGA AQUÍ

El documento de carácter empírico que se sustenta en una serie de estadísticas, indicadores y análisis sociológicos, propone trabajar en “nudos” con el fin de acortar las brechas, entre ellas la salarial, que se traduce en que actualmente el 47% de los hogares de clase baja perciben ingresos precarios (343 mil pesos en promedio por familia), que en voz de los encuestados “alcanzan sólo para sobrevivir”. Lo anterior se fundamenta, en parte, por la distribución de la riqueza, ya que el 33% del ingreso que genera nuestra economía se lo reparte el 1% de la población más rica.

De igual forma, el análisis del PNUD deja al descubierto otras preocupaciones en cuanto a desigualdad social se refiere, en concreto en cómo el clasismo en diversas esferas genera discriminación, malos tratos y menoscabo en la población. “Chile es un país clasista. El clasismo gatilla experiencias de menoscabo y discriminación”, apunta el estudio.

“Pertenecer a una clase ocupacional más alta, tener una mejor educación o recibir más ingresos implica una menor probabilidad de ser pasado a llevar, de ser ofendido, mirado en menos, tratado injustamente o sufrir discriminación”, agrega el libro.

En este sentido, el 43% de los consultados reconoció sentirse discriminado por su “clase social”, el 41% por el hecho de “ser mujer”, el 28% por el lugar donde vive,  un 27% por algo tan superficial como la “forma de vestir” y un 26% por su “trabajo u ocupación”, entre otras “razones”.

¿De qué manera revertir esta marcada desigualdad socioeconómica?

A rasgos generales y en base a los resultados del estudio, los investigadores a cargo de “Desiguales” proponen centrar los esfuerzos y debatir en torno a “seis nudos”, elementales para disminuir las “brechas” socioeconómicas:

  1. Clase política de elite: Esto, debido a que más del 60% de ministros, parlamentarios y clase política en general, cursaron estudios básicos, medios y universitarios en colegios y universidades de elite. Esto, según el PNUD genera rechazo en quienes no han tenido las mismas oportunidades, puesto que no se identifican con ellos como sus representantes.

  2. Que el Estado subsane la “deuda social”: Si bien existen avances en políticas sociales,  aún existen falencias en áreas que afectan de manera directa a la población que percibe menores ingresos, como garantías universales, salud o pensiones.

  3. Educación: Si bien se están consiguiendo avances como la gratuidad, aún el sistema educativo es insuficiente y el acceso de la población joven y de estratos socioeconómicos más bajos a la educación terciaria aún no es óptimo.

  4. Excesiva inequidad en repartición de la riqueza: unos “pocos” se reparten una porción importante de la torta, en cifras, el 1% de la población más rica se queda con el 33% de los ingresos que genera nuestra economía.

  5. Sueldos: La diferencia entre el número de empresas que ofrecen buenas pagas a sus trabajadores y aquellas que no, es abismal. Esto es importante, puesto que el ítem “ingreso” es el primer indicador para medir y establecer la desigualdad socioeconómica de un país, de acuerdo a lo acotado por el PNUD.

  6. ¿Y la meritocracia?: En Chile, una persona tendrá mejores oportunidades que otra por el solo hecho de pertenecer a una esfera social más acomodada, o por haber egresado de una universidad de elite. El mérito y capacidades personales, son relegadas a segundo plano.

En la actualidad Chile es clasificado como un país de ingresos medios altos, con una tasa de pobreza muy por debajo del promedio de América Latina y que ocupa el primer lugar en la región en el Índice de Desarrollo Humano (IDH) que elabora anualmente el PNUD. En el papel el panorama es alentador, pero dista de la realidad y la desigualdad socioeconómica continúa siendo una preocupación latente para los Gobiernos de turno. “En Chile los frutos y las oportunidades del progreso no alcanzan a todos por igual”, precisa el texto.

certi conce

Fundación TPH certifica a 35 cuidadoras de adulto mayor en la Provincia de Concepción

En el marco del Programa Servicios Sociales “Línea Seguridad y Oportunidades 2016” del Ministerio de Desarrollo Social – Subsecretaría del Trabajo, Gobierno de Chile y, ejecutado por Fundación Trabajo Para un Hermano Concepción, este miércoles se desarrolló la Ceremonia de Cierre y Certificación del Proyecto “Contribuyendo a la Inserción de Cuidadoras de Adultos Mayores en la Región del Biobío”.

El pasado 22 de noviembre inició el proceso con la etapa de capacitación de 260 horas de ambos cursos de “Cuidadora Primaria: Mención Adulto Mayor” (jornada mañana y tarde) desarrollados en la Provincia de Concepción. Éstos beneficiaron a mujeres de las comunas de Talcahuano, Concepción, San Pedro de la Paz, Hualpén, Chiguayante, Penco, Hualqui y, que debieron cumplir con ciertos requisitos, como: ser mayor de 18 años, pertenecer a Subsistemas de Protección Social “Seguridades y Oportunidades”, encontrarse desempleadas, no haber estado cursando carreras técnicas o profesionales, no haber egresado en el periodo de 5 años del Programa Servicios Sociales y, estar inscritas en la Bolsa Nacional de Empleo.

Tras la fase lectiva, se dio paso a la práctica laboral de 100 horas, que fue realizada por las 35 beneficiarias egresadas. Actualmente, 21 se encuentran trabajando en distintos centros de atención y cuidado de adultos mayores de la zona.

Respecto a la ceremonia de Cierre y Certificación que tuvo cabida en el Salón Concepción del Hotel Terrano, ésta contó con presencia de autoridades de Gobierno, representantes de municipios y empresas en convenio; integrantes del equipo de Fundación TPH y, por supuesto, beneficiarias y sus familias.

En representación de Trabajo Para un Hermano, Erna Ugarte Romero, Directora Ejecutiva, dio la bienvenida a los presentes y felicitó a las beneficiarias egresadas.

“Para nuestra Fundación es un motivo de celebración el que estén terminado este proceso con éxito y, además -muchas de ustedes- trabajando. Esto nos pone muy contentos porque fue el compromiso que adquirimos con ustedes desde el primer día. Las acompañamos en el proceso y seguiremos haciéndolo para que ustedes puedan, verdaderamente, a través de un trabajo, insertarse y mejorar sus condiciones de vida, sentirse más integradas en la sociedad y ser un aporte en la economía de sus hogares”, manifestó Erna Ugarte.

Por su parte, Juan Daza Lizana, Director de ProEmpleo de la Subsecretaría del Trabajo, se dirigió a las beneficiarias y manifestó que “como Ministerio del Trabajo valoramos el esfuerzo que hicieron a lo largo del proceso y nos sentimos orgullosos de que se hayan demostrado a sí mismas que pueden salir adelante, que pueden adquirir nuevos conocimientos, que pueden superar dificultades y, lo más importante, que pueden dignificar sus vidas”.

“Con su oficio están contribuyendo fuertemente a la felicidad y calidad de vida de una parte de la población (adultos mayores) que durante mucho tiempo ha estado olvidada”, agregó Daza.

Andrea Muñoz Araya, Gobernadora de la Provincia de Concepción, en tanto, reconoció que esta oportunidad que contempla inserción laboral, permitirá a las egresadas disponer de sus propios recursos, alcanzando así una positiva independencia en materia financiera.

“Cuando las mujeres tenemos ingresos, tenemos mayor autonomía económica, lo que es muy importante porque nos permite tomar decisiones, por lo general, pensando en nuestras familias, porque casi el 80% de los ingresos que reciben las mujeres están orientados al bienestar de sus familias (…) Incorporarse a la fuerza activa del país, les permite además desarrollarse en lo personal”, acotó la máxima autoridad provincial.

Concluida la tanda de saludos, se dio inició a la certificación de las 35 beneficiarias, 17 del curso de mañana y 18 del de tarde y, quienes entre felicidad y nostalgia, subieron al escenario a recibir sus diplomas que las acreditan como cuidadoras de adulto mayor.

En representación del curso diurno, María Aliaga, ofreció un sentido testimonio en el que dio cuenta de su experiencia a lo largo del proceso. “Gracias a mi familia por apoyarme en todo momento y a Fundación TPH por darme la oportunidad de formarme en un oficio, por enseñarme a dar los mejor de mí, por permitirme darme cuenta que no solo sirvo para ser dueña de casa”, sentenció la flamante trabajadora de Casa de Reposo Miguel Mahuzier de Concepción.

“Gracias al curso y a lo motivante de éste me di cuenta que también podía hacer realidad otro de mis sueños: estudiar una carrera universitaria. Me lo propuse y en eso estoy, distribuyendo mi tiempo entre el trabajo, mi familia y preparándome para dar la PSU. Creo que no es imposible”, admitió por su parte, Claudia Cordero, del curso de tarde, destacando su constante afán de crecimiento personal.

La ceremonia concluyó con la toma de fotografías oficiales y con la firme convicción de Fundación Trabajo para un Hermano Concepción y su equipo de Gestión Laboral, que seguirá trabajando para aumentar el porcentaje de inserción de las beneficiarias en la Provincia de Concepción.