Programa “Capacitación en Oficios”: Arranca en TPH nuevo curso de Auxiliar Administrativo en TIC’s

La iniciativa se suma a la parrilla junto a otros tres cursos que ya están siendo desarrollados por Fundación Trabajo para un Hermano y financiados por el Programa “Capacitación en Oficios” de Sence.

El pasado martes 26 de diciembre TPH dio inicio a un nuevo curso de Auxiliar Administrativo en TIC’s, que considera 415 horas de capacitación en horario de mañana y 200 horas de práctica.

El festivo arranque estuvo marcado por los nervios y expectación por saber a qué se verán enfrentadas las participantes durante los próximos meses. Para la arenga y puntapié inicial del curso, fue Erna Ugarte, Directora Ejecutiva de la Fundación, la encargada de darles la bienvenida e instarlas a llegar hasta el final del camino.

“Esperamos que éste sea un buen espacio para ustedes y siéntanse con toda la confianza del mundo de acercarse a nosotras cuando necesiten algo o tengan algunas dudas. Sean bienvenidas y esperamos verlas a todas el día de su ceremonia de certificación”, manifestó Ugarte.

Por su parte, las participantes rápidamente se fueron despojando de los nervios iniciales y desde ya se están convenciendo que esta es la gran oportunidad para insertarse en el mercado laboral y, así contribuir a la economía de sus hogares y por sobre todo a su crecimiento y bienestar personal.

Carolina Soto de la comuna de Talcahuano, está segura que con este curso podrá adquirir los conocimientos y herramientas idóneas para optar a mejores oportunidades laborales. “Yo soy separada con tres hijos. Mi situación económica es compleja, por eso, la idea de hacer este curso es tener mayores posibilidades de optar a puestos de trabajo mejor pagados”, señaló.

Por su parte, María Isabel Alarcón, de 25 años, confesó que este curso le permitirá volver a hacer algo por ella, por su bienestar, pues durante tres años debió lidiar a tiempo completo con problemas médicos de su hija, que hoy se encuentra recuperada. “Con este curso quiero entregarle una mejor calidad de vida a mi hija de tres años, pero también quiero crecer y empoderarme a través del desempeño laboral en un área que me gusta”.

Con la inserción laboral parcial de 83% Fundación TPH certifica un curso de Vendedor/a Integral en Ñuble

En una íntima ceremonia celebrada en la ciudad de Chillán, Fundación Trabajo para un Hermano Concepción reconoció a 24 participantes del curso que finalizaron con éxito la etapa de capacitación y práctica laboral. Hasta el momento, 20 personas han alcanzado la inserción laboral materializada en un contrato de trabajo.

La iniciativa financiada por el “Programa Servicios Sociales 2017, Subsecretaría del Trabajo – Gobierno de Chile”, tuvo su inicio en junio y contempló 300 horas de capacitación y 180 de práctica laboral en diversos establecimientos comerciales del retail ñublesino.

El pasado miércoles y tras seis meses de ardua actividad, finalmente las 24 personas que culminaron el proceso recibieron su merecida certificación que las acredita como vendedoras integrales. Erna Ugarte Romero, Directora Ejecutiva de Fundación Trabajo para un Hermano Concepción, fue la encargada de entregar su saludo de bienvenida.

“El saber que hoy hay 20 personas que están trabajando y antes no porque estaban en sus casas, algunas tristes o queriéndose poco porque no veían que más hacer en su vida, para nosotros es un tremendo motivo de alegría y queremos felicitarlas por terminar este proceso”, manifestó Ugarte al inicio de la ceremonia.

Patricia Saldías, Directora Regional del Instituto de Previsión Social, en representación del Seremi del Trabajo de la Región del Biobío, Rodrigo Alarcón, igualmente reconoció el esfuerzo y perseverancia de las participantes del curso.

“Quiero felicitar a Fundación Trabajo para un Hermano por la ejecución de este proyecto, por alcanzar más de un 80% de inserción laboral, pero también quiero felicitarlas a ustedes (participantes certificadas) por este logro. Ustedes han demostrado que con esfuerzo y empeño pueden lograr lo que se propongan”, detalló Saldías.

Camila Arias, por su parte, en representación del curso ofreció un conmovedor testimonio en el que dio cuenta de su andar en el programa, donde vivió experiencias positivas y otras no tanto, como accidentes y enfermedades de sus seres queridos que pusieron en jaque su continuidad, sin embargo, su motivación y perseverancia se impusieron a la adversidad.

“Hoy me siento más segura de mí, más alegre, me encanta lo que hago, trabajar con personas y poder ayudarlas en lo que necesiten. En TPH encontré más que un grupo de personas, encontré nuevos amigos y una gran familia. Sin duda tomé una excelente decisión. Agradezco a cada uno de ustedes”, reconoció visiblemente emocionada la flamante vendedora integral de Falabella Mall Arauco Chillán.

De ahora en más, el equipo de Gestión Laboral de Fundación TPH continuará trabajando en pos de la inserción laboral de más participantes.

 

TPH da el vamos a nuevo curso de “Asistente de Cuidados a Personas en Situación de Dependencia”

Esta es la primera vez que Fundación Trabajo para un Hermano desarrolla este curso financiado por el “Programa Servicios Sociales Subsecretaría del Trabajo – Ministerio de Desarrollo Social, Red Local y Cuidados 2017, Gobierno de Chile”.

El curso dirigido a 20 personas beneficiarias de los subsistemas Seguridades y Oportunidades o Chile Solidario, arrancó con un grupo de entusiastas mujeres provenientes de las comunas de Concepción, San Pedro de la Paz y Chiguayante.

Durante los primeros minutos en el aula, Erna Ugarte, Directora Ejecutiva de la Fundación, brindó una bienvenida a las participantes y las instó desde ya a aprovechar al máximo esta oportunidad que mejorará sus condiciones de vida.

Al respecto, Ugarte manifestó que “es un gusto tenerlas acá. Nosotros nos dedicamos a la formación en oficios e inserción laboral. Lo que hacemos no es enseñarles cosas, sino que ayudarlas a descubrir las capacidades que ustedes tienen”.

“Este es un oficio que tiene mucha demanda, expectativas de crecimiento, porque la población está envejeciendo, porque cada día hay más personas con distintos grados de dependencia, que requieren cuidados en centros especializados o de manera particular, en casas”, agregó la Directora Ejecutiva.

Las participantes, por su parte, se mostraron visiblemente emocionadas en su primer día, tal como en el caso de Priscila Valdés, quien a sus 31 años reconoce haber postergado su desarrollo personal por dedicarse al cuidado de sus dos hijos. “Un día desperté y me di cuenta que no tengo armas para salir adelante. Siempre ha sido mi sueño superarme y con este curso voy a poder trabajar en algo importante”, señaló.

Similar situación es la de Boknicia Espinoza, quien a lo largo de su vida priorizó sus esfuerzos en la educación de sus retoños. “Mi hijo menor de 24 años está a punto de terminar Ingeniería Eléctrica, así que ahora viene el espacio para mí y por eso entré a este programa, porque quiero capacitarme y trabajar en esto”, detalló.

Cabe mencionar que el curso contempla 250 horas de capacitación y 90 horas de práctica laboral en establecimientos con los que TPH mantiene convenios de colaboración y, en los cuales las participantes tienen posibilidades reales de insertarse laboralmente. Incorporarse al mundo del trabajo, sólo depende de ellas.

La iniciativa beneficia a 25 personas: TPH da inicio a curso Auxiliar Administrativo en TIC’s

415 horas de capacitación y 200 de práctica deberán sortear las participantes para alcanzar la certificación en este oficio. 

El curso financiado por el Programa Capacitación en Oficios de Sence, está siendo implementado por Fundación TPH por segundo año consecutivo, pues, hace algunos días ya certificó a la primera camada de 37 auxiliares administrativos en TIC’s.

LEE TAMBIÉN: En emotiva ceremonia Fundación TPH certifica a 37 auxiliares administrativos en TIC’s

El pasado lunes se dio el puntapié inicial con un entusiasta grupo de mujeres de diversas comunas de la Provincia de Concepción, entre ellas varias del emblemático sector de Barrio Norte, lugar donde se emplazan las instalaciones de TPH.

“Decirles que esta institución dirige sus esfuerzos hacia ustedes. Somos articuladores de este programa financiado con fondos del Estado, que busca mejorar las competencias de empleabilidad de mujeres y hombres que por distintas razones no han podido acceder a otras oportunidades de formación”, destacó en sus palabras de bienvenida, Erna Ugarte, Directora Ejecutiva de Fundación TPH.

“Nuestro compromiso con ustedes es brindarles un apoyo integral a lo largo de su proceso y esperamos que todas terminen bien”, agregó Ugarte.

Po su parte, un sinfín de emociones y sentimientos envolvieron a las participantes en su primer día en el aula. El nerviosismo de los minutos iniciales rápidamente se disipó y dio paso a la felicidad, tranquilidad, motivación y compromiso por cambiar sus vidas gracias a la capacitación en un oficio que les entregará las herramientas para acceder de manera competente al mundo del trabajo.

 

 

 

 

 

 

Programa “Capacitación en Oficios”: TPH da inicio a curso “Auxiliar en Nutrición y Dietética”

En el curso conformado por 20 entusiastas mujeres de diferentes edades, destaca la inclusión de Enite Faustín, proveniente de Haití con la ilusión de mejorar sus condiciones de vida en nuestro país.

Tras un extenso proceso de selección que convocó a más de 130 interesadas, finalmente se dio el vamos al curso Auxiliar en Nutrición y Dietética -jornada mañana- en dependencias de la Fundación.

Erna Ugarte, Directora Ejecutiva de TPH dio la bienvenida a las participantes y las instó a no claudicar en su propósito de capacitarse en el oficio para posibilitar y facilitar su incorporación al campo laboral.

“Aquí la gente llega a capacitarse porque quiere trabajar. El compromiso nuestro es que ustedes identifiquen sus propias capacidades y nosotros las vamos a ayudar a que las refuercen para que se inserten en el mundo del trabajo. Estamos convencidas de que el trabajo dignifica a las personas y esa es nuestra apuesta”, detalló Ugarte.

Por su parte, una de las protagonistas, Enite Faustín de 29 años, dejó su natal Haití con la esperanza de una mejor vida tras recibir comentarios de que Chile era un país de oportunidades para las y los extranjeros. Hace un año y cuatro meses aterrizó en Santiago, donde tuvo trabajos esporádicos que no le garantizaron mayor bienestar. Hace unos meses llegó a Concepción y su situación no mejoró tanto más, motivo por el cual decidió inscribirse en este curso y de esa forma “aprender más para tener mayores posibilidades de encontrar un trabajo estable”.

IMG_9277

“Allá en mi país las cosas están más complicadas, así que vine a Chile buscando una vida mejor. Mi sueño –con este curso- es aprender más, trabajar un tiempo acá y volver a Haití para ayudar a la gente”, agrega recordando a su pequeño hijo que dejó con su abuela y con la promesa de volver a estar juntos algún día en el país centroamericano.

Pese a la adversidad, malos tratos y racismo del que ha sido víctima, Enite no se desanima, ya que pese a la hostilidad de algunos, ha conocido personas buenas que la han acogido y apoyado desde su llegada a suelo nacional.

Sonia Luna es otra de las integrantes del curso. Divorciada y viviendo con su hija en el tradicional sector de Barrio Norte en Concepción, optó por este programa como un desafío personal “porque tengo muchas ganas de prepararme en un oficio para no seguir teniendo trabajos informales”. “Con el certificado en mis manos me sentiré mucho más cerca de cumplir mi sueño de trabajar en una clínica u hospital”, agregó.

Respecto a la duración del curso, éste contempla 350 horas en su etapa de capacitación y 200 horas de práctica laboral. Forma parte del programa “Capacitación en Oficios” de Sence y es desarrollado por Fundación Trabajo para un Hermano Concepción.

Expertos del surf prueban y validan tablas de madera producidas por Wingka Boards

En playa La Rinconada de Taucú, escenario ideal para la práctica del surf en la Región del Biobío y, luego de casi un año de arduo trabajo apoyado por Corfo y Fundación TPH, Wingka Boards tuvo la validación técnica de sus tablas de madera fabricadas en los talleres de carpintería con apoyo de jóvenes de la Ciudad del Niño Ricardo Espinosa de Hualpén, quienes a través de didácticas sesiones han aprendido el oficio de carpintería.

A 128 kilómetros al norte de Concepción, cerca de la localidad de Cobquecura, este balneario ofrece a los surfistas olas de gran nivel para la práctica de este deporte, motivo por el cual los emprendedores líderes del proyecto de innovación social, Álvaro Viveros y Joaquín Fuentes, se trasladaron junto a cuatro expertos en la materia para probar y evaluar las tablas.

John Suazo, con más de 20 años de trayectoria, seleccionado nacional y medallista en diversas competencias, fue uno de los acuciosos jueces que destacó la iniciativa de los emprendedores y por sobre todo el valor social dado por la inclusión de jóvenes en situación de vulnerabilidad. En cuanto a lo técnico, Suazo fue más crítico y detectó algunas falencias “absolutamente mejorables”.

DSC_6398

“Probé cuatro tablas de distintas dimensiones. La verdad es que son muy distintas en su forma en relación a una convencional. Hay detalles que mejorar, por ejemplo aligerar el peso y otros componentes como los rieles y conques. Para una persona que está recién empezando en el surf, son tablas de un dominio complejo”, manifestó el oriundo de Coronel agregando que “para lograr la perfección hay que fabricar unas mil tablas, pero este es el inicio de un proyecto que es atractivo para quienes practicamos el deporte”, agregó.

Por su parte, Matías Concha lleva 17 años practicando surf y en esta oportunidad luego de subirse a tres tablas, quedó gratamente sorprendido con el desempeño de ellas, sin embargo, igualmente observó algunos aspectos a mejorar como el peso o la falta de un “cóncavo en la parte inferior de las tablas para darle mayor velocidad y la corrección de algunas líneas”.

También, Concha valoró el profesionalismo de los emprendedores y el acabado trabajo de investigación previo a la fabricación de sus productos. “Se sustentan en expertos para definir características como resistencia y comportamiento de ciertos materiales utilizados y eso es muy bueno”.

 

EMPRENDEDORES SATISFECHOS

Álvaro y Joaquín no pueden estar más conformes con esta jornada de validación técnica. Los aciertos destacados los enorgullecen y las críticas las recogen con humildad y agradecimiento, porque tienen certeza que el juicio y valoración de los expertos sólo podrá llevarlos al mejoramiento de sus tablas, que por lo demás tienen el sello distintivo de la personalización, pues, al ser de producción artesanal, ninguna es idéntica a la otra.

“Estábamos ansiosos con el resultado de esta validación, pero llegado el momento ha salido todo mejor de lo presupuestado. Valoramos el aporte, colaboración y disposición de este grupo de especialistas que vino a apoyarnos”, manifestó Joaquín Fuentes.

“Trajimos tres tipos de tablas: cortas, medianas y largas. Cada una con su particularidad y su porqué de acuerdo al estilo de surf que andamos buscando. La apreciación generalizada es que todas proporcionan una sensación completamente diferente a una tabla tradicional y eso demanda modificar el estilo de surf”, apunta Álvaro Viveros. “De todas las tablas hemos tenido distintas opiniones y resultados y, eso nos permite conocer con mayor certeza cuál es su desempeño en el agua”, agregó.

DSC_6613

Respecto a las oportunidades de mejora, Viveros sentencia que “debemos trabajar en el peso de las tablas porque dificulta los movimientos y maniobrabilidad en el agua. Otras mejoras sutiles a trabajar son la concavidad de éstas, los bordes, y posición de las quillas, pero en general, la crítica es positiva en cuanto a la simetría de éstas, hay coherencia entre la punta y la cola y eso nos deja muy conformes”.

Sin duda esta validación técnica deja a Wingka Boards con aciertos y desafíos por delante en pos del perfeccionamiento de sus productos. Álvaro y Joaquín seguirán trabajando en la producción de tablas que cumplan con los estándares de calidad y con los requerimientos de sus futuros clientes, que esperan, lleguen con la temporada estival.

Cabe mencionar que esta iniciativa de innovación social fue ganadora del fondo Corfo “Subsidio Semilla de Asignación Flexible para el Apoyo de Emprendimientos de Innovación Social de la Región del Biobío 2016 (SSAF-S)” que está administrando Fundación Trabajo para un Hermano Concepción durante 2017.

DSC_6612

Fundación TPH y Sence te invitan a ser parte del Programa “Capacitación en Oficios”

Amig@s de las comunas de la Provincia de Concepción. Fundación Trabajo para un Hermano Concepción y Sence te invitan a postular a los CURSOS GRATUITOS de:

-AUXILIAR ADMINISTRATIVO EN TIC’s:
Dos cursos: mañana y tarde | 415 horas de capacitación y 200 horas de práctica.

-AUXILIAR EN NUTRICIÓN Y DIETÉTICA:
Dos cursos: mañana y tarde | 350 horas de capacitación y 200 horas de práctica.

 

REQUISITOS:
-Mujeres y hombres de 18 a 60 años
-Encontrarse sin trabajo
-Estar inscrita/o en el Registro Social de Hogares
-Escolaridad mínima: Tercero medio aprobado

 

BENEFICIOS:
-Subsidio de movilización
-Cuidados infantiles para niñas y niños de 6 meses a 12 años
-Bono de práctica laboral

 

INSCRIPCIONES ABIERTAS de lunes a viernes entre 9 y 17 horas en Juan de Dios Rivera 1364 Concepción (entre Janequeo y Paicaví) o llamando al 412736491.

¡Te esperamos! ¡CUPOS LIMITADOS!

¡Masiva asistencia! TPH, UBB y SocialB desarrollan 1° Seminario Regional de Innovación Social

Como una forma de dialogar y concienciar en torno al concepto de Innovación Social a través de la exposición de casos reales, se realizó el Primer Seminario Regional  de Innovación Social, encuentro que reunió a representantes de la academia, instituciones públicas, coworks y organizaciones vinculadas al área.  La actividad que tuvo cabida en el Aula Magna de la Universidad del Bío-Bío, fue organizada por la Incubadora de Empresas CREando, Fundación Trabajo para un Hermano y SocialB.

Al respecto, Mario Ramos, Director General de Investigación, Desarrollo e Innovación de la mencionada casa de estudios, expresó que este encuentro permitió “conceptualizar aspectos que principalmente en el mundo académico y privado no están muy claros, con el fin de entender nuestro rol y exponer cómo la innovación social contribuye al desarrollo, donde el eje está puesto en la equidad, necesaria en nuestros días”.

Por su parte, Erna Ugarte, Directora Ejecutiva de Fundación Trabajo para un Hermano, enfatizó que “el desafío que tenemos que asumir como actores regionales, es cómo damos solución a las problemáticas de manera de hacer de esta región una más sustentable, respetuosa con la naturaleza, donde el desarrollo vaya de la mano del crecimiento y donde las personas sean tratadas como tal, por tanto, nuestra apuesta es aportar a la materia a través del emprendimiento social de base”.

El seminario inició con la presentación de Sonia Stevens, docente de la UCSC que se refirió a cómo el modelo formativo de la universidad incorpora la innovación social y la promueve desde distintas áreas. “Este modelo formativo propicia espacios de trabajo multidisciplinario entre estudiantes, académicos y socios comunitarios, posibilitando así un quiebre paradigmático de los estudiantes y las personas con las que se vinculan, entendiendo la innovación social como una herramienta que aporta al  desarrollo humano”, argumentó la académica.

En tanto, Maite Otondo, representante de Lavandería 21,  comentó la experiencia de este establecimiento que surge del Arzobispado con el fin de resolver la problemática de la escasa empleabilidad de jóvenes con síndrome de down. Al respecto, la también académica de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, señaló la importancia de apoyar a los jóvenes con esta discapacidad desde la mirada de verlos como personas adultas y capaces de efectuar los trabajos que se les encomiendan, dejando de lado el asistencialismo y potenciando sus habilidades.

También participaron como expositores de este encuentro, María José García de Fundación El Árbol, quien relató la experiencia de “Tu Evento Sustentable”, emprendimiento de Innovación Social que  ha profesionalizado la labor de recolectores de base y, Gloria Cayupe y Pascual Levi, quienes se refirieron al trabajo colaborativo entre la Universidad del Bio Bío y comunidades Mapuche con el fin de fortalecer y promover la economía intercultural.

Muestra de emprendimientos

En el marco de este encuentro, se realizó también una muestra de algunos emprendimientos sociales que se desarrollan en la región, como es el caso de Wingka Boards, que fabrica tablas de surf de madera; Aprisco Crisyud, que incorpora a personas en situación de discapacidad en la elaboración de quesos de cabra; Hola Mimo!, robot educativo que a través de la programación educa a niños en edad pre-escolar; y Lamien, una aplicación con market place y sistema de pago integrado, que fomenta la compra a pequeños productores locales.

 

 

Con el foco puesto en la inserción laboral culmina capacitación de 2 cursos de “Vendedor/a Integral” en Concepción

Satisfacción y seguridad en sus capacidades, según versión de las/os propias/os participantes, dejó la fase lectiva de 300 horas que consideró el programa que aborda módulos como “Marketing Visual”, “Introducción al Retail”, “Documentos Mercantiles”, Matemáticas”, “Servicio al Cliente”, “Habilitación Laboral” y “Caja”, entre otros.

El pasado viernes Fundación Trabajo para un Hermano bajó el telón de la primera etapa de los dos cursos de “Vendedor/ Integral” desarrollados en la Provincia de Concepción y financiados por el “Programa Servicios Sociales, Subsecretaría del Trabajo – Gobierno de Chile”.

Luego de casi tres meses de facilitación y en íntimos encuentros, las y los participantes de los respectivos grupos tuvieron la posibilidad de despedirse de sus compañeras/os de aula y desearles lo mejor de cara al futuro, que en lo pronto son las prácticas laborales de 180 horas.

Patricia Yévenes, facilitadora de TPH estuvo presente en uno de los cierres y no ocultó su felicidad por “verlas y verlos terminar este ciclo y empezar otro. Ustedes ya emprendieron el vuelo con la capacitación que tuvieron. Ya no son las mismas personas, son mejores personas. Espero que de aquí en adelante sus miedos se vayan disipando y convirtiendo en confianza para la práctica y el trabajo”.

Ricardo Alcacíbar del curso PM manifestó su satisfacción por concluir la primera etapa de esta experiencia, la que visualiza como una oportunidad cierta de reincorporarse al mundo del trabajo tras quedar cesante después de 20 años vinculado al rubro de cobranzas en instituciones bancarias y financieras.  “Estoy muy confiado de cara a mi práctica. Voy empoderado y seguro de quedar trabajando como me lo propuse desde el primer día”.

Por su parte, Madelein Gutiérrez, aseguró que gracias al curso “aprendí mucho y cosas que jamás pensé. Aprendí lo técnico del oficio, pero también crecí en lo valórico. Me siento mejor persona en relación a cuando llegué en junio”. De igual forma confesó que “mi meta es encontrar un trabajo que me haga bien anímica y económicamente para poder comprar una casa propia para mi familia ya que nunca hemos podido concretar ese sueño”.

De ahora en más, las prácticas serán la antesala de la inserción laboral que permitirá a las y los participantes integrarse al mundo del trabajo con un contrato en sus manos.

Cierre curso AM

 

Cierre curso PM

¡Ahora se vienen las prácticas laborales! Con asistencia completa curso “Vendedor Integral” Chillán concluye su etapa de capacitación

300 horas de capacitación ya quedaron atrás y las prácticas laborales se vislumbran en el horizonte para 24 mujeres y un varón que forman parte de la iniciativa desarrollada por Fundación Trabajo para un Hermano y financiada por el “Programa Servicios Sociales – Subsecretaría del Trabajo, Gobierno de Chile”.

El pasado jueves, 25 participantes de las comunas de Chillán, San Carlos y Chillán Viejo se despidieron del aula que los acogió por casi tres meses, periodo que consideró la ejecución de módulos como “Habilitación Laboral”, “Introducción al Retail”, “Marketing Visual” y “Caja”, entre otros.

Risas y congoja se tomaron la jornada culmine que dio pie a las prácticas de 180 horas en diversos establecimientos del comercio ñublesino. Concluidas éstas, el equipo de Gestión Laboral de Fundación TPH dirigirá sus esfuerzos en la búsqueda de plazas laborales materializadas en contratos de trabajo para las beneficiarias y beneficiario del programa.

Como último día, hubo espacio para despedidas, buenos deseos de cara al futuro y conclusiones tras el fin de la capacitación. “Me siento feliz porque es el término de una etapa y el comienzo de otra. Me voy llena de conocimientos y espero seguir aprendiendo más en mi práctica en Falabella y hacer las cosas bien para quedar trabajando ahí”, manifestó Adelina Salazar, participante del curso.

“Espero que gracias al curso se me abran las puertas porque tengo las ganas de salir adelante”, manifestó José Miguel Toro, quien durante las próximas semanas deberá realizar su práctica en Comercial Copelec con la convicción de obtener un trabajo que le permita ahorrar para en el futuro financiar estudios de Ingeniería Agrícola.

Opinión similar es la de Macarena Rodríguez, quien a lo largo del curso se destacó por su responsabilidad, compromiso e interés por hacer las cosas bien para acceder a la inserción laboral que “me permita una estabilidad económica para cumplir mis sueños, que son la casa propia y ahorrar para los estudios de mi hija”.