70 personas finalizaron su proceso de capacitación en emotiva ceremonia

Tras 350 horas de clases prácticas y teóricas las y los participantes de los cuatro cursos desarrollados en el marco del Programa Capacitación en Oficios, que impulsa el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence) y, en este caso, ejecuta Fundación Trabajo para un Hermano Concepción, llegaron hasta el Hotel Wyndham en el centro penquista, para recibir sus tan ansiados diplomas de certificación, en una emotiva ceremonia.

En total fueron 70 los alumnos y alumnas que se certificaron tras finalizar los cursos Auxiliar de Nutrición y Dietética, Maestro de Cocina, Manipulación de Alimentos y Vendedor Integral, de los cuales muchos no pudieron asistir al encuentro solemne, puesto que ya lograron su inserción laboral.

Seremi del Trabajo, Carlos Jara.

Las alumnas y alumnos que lograron llegar hasta esta instancia, estuvieron acompañados de sus familiares, profesores y autoridades regionales, como el Seremi del Trabajo y Previsión Social, Carlos Jara Bustos, quien tuvo la deferencia de asistir al encuentro solemne y mostrar su compromiso con la inserción laboral de las mujeres y hombres de la Región.

“Los cursos no apuntan a mejorar la empleabilidad desde el punto de vista estadístico, sino que para un mayor bienestar para sus familias, en busca de un Chile mejor. Ustedes son la encarnación de los chilenos que necesitamos, chilenos que se esfuerzan por capacitarse y por entregarles algo mejor a sus familias”, explicó la autoridad.

También destacó la importancia de la capacitación para lograr mejores oportunidades de trabajo. “Las mamás y los papás que se están capacitando, son el ejemplo para sus hijos. Tomen ese desafío, llévenlo al final. Muéstrele a todo el mundo que son capaces” , finalizó.

Directora de TPH, Tania Avilés.

La directora ejecutiva de nuestra fundación, Tania Avilés, también tuvo palabras para quienes además fueron sus alumnas y alumnos. “Estoy muy orgullosa de lo que han logrado. Muchas veces fuimos testigo de sus esfuerzos para asistir a las clases cuando tenían problemas. Afortunadamente, nada pudo detener sus ganas de surgir y de salir adelante. Hoy terminan una etapa y comienzan otra. Desde hoy pueden optar a mejores oportunidades laborales para cambiar sus vidas y las de sus familias”, apuntó.

En representación de sus compañeras y compañeros, Gabriela Troncoso, alumna de Manipulación de Alimentos, dejó en evidencia el sacrificio que cada uno puso para alcanzar este logro. A pesar de las dificultades se atrevió, logró ingresar y finalmente se certificó, siendo muy querida por sus pares.

Gabriela Troncoso recibiendo ramo de flores.

“Decidí que era lo que quería, así que fui en busca de mi cupo. Me di cuenta que mujeres y hombres más que hacer un curso, quieren una oportunidad laboral, con conocimientos técnicos en nuestras áreas. Fui una afortunada de entrar en el selecto grupo y una agradecida de la oportunidad que el SENCE y TPH nos brindaron”, dijo.

Finalmente fue la Tuna Junglares de Concepción la que entretuvo y dio alegría a los y las participantes.

GALERÍA DE FOTOS